Las cooperativas de O Salnés empiezan a recoger la uva de sus socios en un año con previsiones de récord

Viticultores recogen uva para la vendimia para la cooperativa Martín Códax, de Cambados |gonzalo salgado

Las cooperativas vinícolas de O Salnés han iniciado la vendimia con las primeras recepciones de uva de sus asociados, esperando que el grueso de la recolecta empiece a partir del fin de semana para ir ganando en intensidad en función del estado de maduración de las parcelas y prolongarse por lo menos durante las tres próximas semanas. Las previsiones de una cosecha mayor que el año pasado, y que incluso marcaría un nuevo récord en la DO Rías Baixas, se mantienen, como también lo hacen las estrictas normas sanitarias implantas por primera vez el año pasado, como es el trabajo en grupos burbuja, para contener cualquier posible brote de coronavirus en estas jornadas tan intensas de trabajo.

Las últimas previsiones técnicas señalaban que la denominación podría alcanzar los 43 millones de kilos y desde las bodegas de Martín Códax, Paco & Lola y Condes de Albarei certifican el aumento con respecto al año anterior. Será “unha colleita boa, superior a do ano pasado, tanto en calidade como en cantidade”, apunta el director técnico de la primera, Miguel Tubío.

No obstante, aún se actúa con cierta prudencia pues la recolecta no hecho más que empezar. Eso sí, la calidad de los primeros racimos recogidos sí está constatada. “Foi un ano complicado e a maduración foi bastante ralentizada, pero por outra banda isto axuda a ter uns parámetros máis equilibrados, e para nós iso é o máis importante”, explica su homólogo de Condes de Albarei, Alberto Barral. En ambas firmas empezaron estos días con la elaboración de pie de cuba, recogida para elaboraciones especiales, pero esperan recibir al grueso de los socios desde este fin de semana. También en la meñesa Paco & Lola, que hoy cogerá más ritmo de recepción de fruto de sus asociados y este se irá acelerando en función del grado de maduración de las fincas. “En paralelo aos traballos de vendima, seguimos facendo os controis en viñedo para saber cando están en estado óptimo de maduración e sanitario. Planificamos así o traballo”, explicaba su técnico, Daniel García.

El experto señalaba además que mantienen los protocolos anti covid implantados el año pasado y con “resultados excelentes, houbo cero incidencias”. Reconoce que “foi todo un reto, era algo descoñecido e falamos da mobilización de moita xente: 70 persoas traballando en adega, máis de 400 socios para a entrega de uva, etc.”.

El sistema utilizado por ellos y la gran mayoría de firmas es la creación de grupos burbuja de trabajo para evitar posibles contagios en caso de aparecer un positivo. En Martín Códax además usan un código de colores para identificar a los trabajadores, “funcionando como unidades independientes de producción, cuyo responsable se ocupará de controlar a su equipo y cerciorarse de que se cumplan las medidas”, explicaron desde la firma. A esto se suman otras medidas como la toma de temperatura, el mantenimiento de las distancias sociales, etc.

Como siempre, en el sur del territorio vinícola de la Denominación de Origen Rías Baixas los trabajos se han adelantado algunos días y el sector confía en que las previsiones meteorológicas acompañen para una recolecta pausada. 

Las cooperativas de O Salnés empiezan a recoger la uva de sus socios en un año con previsiones de récord

Te puede interesar