Los delitos crecieron en un 13,7 por ciento desde el fin del confinamiento, pero bajan los robos

Un control llevado a cabo por la Policía Nacional de Vilagarcía | m. ferreirós
|

El descenso de la criminalidad detectado el pasado año ya no se mantiene tras el fin del confinamiento y los delitos se incrementan en Vilagarcía en un 13, 7 por ciento. Así, en el primer semestre del presente ejercicio se registraron en la ciudad un total de 786 infracciones penales, frente a las 691 del mismo periodo del año anterior.

No es un aumento demasiado elevado si se tiene en cuenta que tres de los seis primeros meses de 2020 transcurrieron en total confinamiento. Además, otro dato positivo es que el incremento de la criminalidad no está relacionado con los delitos que más preocupación causan entre la ciudadanía, los relacionados con el patrimonio.

Solo suben, en un 12,5 por ciento, lols robos con violencia e intimidación, mientras que bajan entre el 30 y el 40 por ciento los robos con fuerza que se registran en los domicilios y en los establecimientos comerciales, hosteleros u otro tipo de negocios. En este apartado también cabe destacar un aumento de los hurtos, que pasaron de 111 a 134 (un 20’,7 por ciento más) y un descenso, en un 66,7 por ciento, de las sustracciones de vehículos, tras registrarse 3 entre enero y junio de 2021 frente a las nueve que se denunciaron en el mismo periodo del pasado año.

Otro descenso significativo se produce en la criminalidad relacionada con la salud pública. Así, durante este año se registraron dos delitos de tráfico de drogas, frente a los 14 de 2020. No entra en el periodo a analizar la operación contra el tráfico de heroína y cocaína llevada a cabo recientemente entre Vilagarcía y Catoira.

Además, en lo que va de año no se denunció ninguna violación, al igual que en 2020, mientras que el resto de delitos contra la libertad sexual descendieron en un veinte por ciento, al pasar de cinco a cuatro. Tampoco se registraron homicidios ni asesinatos, ni consumados ni en grado de tentativa, la misma situación que durante el ejercicio anterior.

El apartado en el que sí suben los delitos registrados es en el de lesiones y riñas tumultuosas, que pasaron de cinco a ocho, lo que supone un aumento del 60 por ciento. Es, junto a los hurtos, el tipo de delito que sube la balanza de la criminalidad en Vilagarcía, que también se ve seriamente alterada por otro tipo de infracciones que no se desglosan, aunque sí se contabilizan, en el balance del Ministerio de Interior. Entran en este apartado las estafas a través de internet.


Datos en Ribeira


En Ribeira también se produce un incremento del 14,1 por ciento de la criminalidad, aunque en este caso destaca el incremento del 63,5 por ciento de los robos con violencia e intimidación. Suben también en un 40 por ciento las lesiones y riñas tumultuosas, al igual que los hurtos (un 43 por ciento más) y el tráfico de drogas, que al contrario que en Vilagarcía, se dispara en un 50 por ciento más. Bajan sin embargo los delitos contra la libertad sexual, tras pasar de cinco en 2020 a ninguno en lo que va de año.

Los delitos crecieron en un 13,7 por ciento desde el fin del confinamiento, pero bajan los robos