La agresividad de un vecino de A Illa obliga a intervenir a varias patrullas para reducirlo

Un control anterior de la Policía Local, que participó ayer en el operativo junto a la Guardia Civil | archivo
|

Hasta una decena de agentes, entre Guardia Civil y Policía Local, tuvieron que actuar ayer en A Illa de Arousa para conseguir reducir a un vecino que mostraba una gran agresividad.


Los hechos más graves ocurrieron en el entorno de la Escola de Pau a media tarde. El isleño, de unos 29 años, causaba destrozos materiales en la vivienda y algunas fuentes apuntan también a que habría protagonizado algún episodio tenso en la vía pública.


Fuentes próximas a la investigación indicaron, además, que el joven padece algún trastorno mental.


Ante el cariz que tomaba la situación, se solicitó asistencia sanitaria para atenderlo, pero antes fue necesario reducirlo con la importante presencia policial.

La agresividad de un vecino de A Illa obliga a intervenir a varias patrullas para reducirlo