lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Ni un empate en el inicio de una liga que ya es vibrante

Prácticamente el 60 % de los equipos del grupo A Sur de Preferente son de O Salnés esta temporada | gonzalo salgado

Ni un solo empate en la primera jornada del subgrupo A Sur de Preferente, en la que siete de los doce equipos representan a O Salnés. Hasta tres duelos de rivalidad se jugaron el domingo, con victorias visitantes del CJ Cambados en Baltar de Arriba ante el Xuventude Sanxenxo y del Portonovo en A Bouza ante el Umia, y con la victoria por la mínima en el Salvador Otero del Céltiga ante el Ribadumia.

Era este último el gran partido de la jornada. Primero porque los locales volvían a la competición año y medio después de que estallase en marzo de 2020 la pandemia Covid. Y segundo por comprobar el potencial del conjunto aurinegro en su tentativa de regresar a Tercera.

El Céltiga resultó vencedor con un gol del exarosista Davila, pero el partido tuvo bastante miga y también polémica. Con un gol anulado a cada equipo y un penalti no señalado a favor de los aurinegros, que acabaron con nueve. Tras una pretemporada de dudas en el aspecto defensivo, el Céltiga sí fue competitivo a la hora de la verdad. “Llevabámos varias semanas haciendo cosas diferentes para intentar parar la sangría de goles encajados en la pretemporada y el equipo defensivamente estuvo muy bien”, explica el técnico de los isleños Edu Charlín. “En la primera parte fue un partido muy lento, sin ritmo, parecía de solteros contra casados”.

Los visitantes tuvieron la posesión del balón y no les quedó otra que arriesgar en la segunda parte por detrás en el marcador. “Nos sometieron y tuvimos que defender en bloque bajo”, dice Edu, “pero cada vez que robábamos teníamos mucho espacio y así vinieron las tarjetas y las expulsiones”. Para el entrenador local las dos rojas no admiten discusión, pero sí reconoce que el árbitro se equivocó en una acción a favor de sus propios intereses. “Ellos protestan dos penaltis al final, el primero no es porque es una acción en la que resbalan los dos jugadores, pero el segundo es penalti claro en mi opinión y entiendo sus protestas”.

Para el entrenador local lo mejor de este partido fue que dejaron su portería a cero, más allá del resultado, porque “era algo en lo que no estábamos muy bien”. Además, después de 18 meses sin competir oficialmente su equipo dio un buen nivel, “aún estamos sin ensamblar y bastante verdes, por eso ganar siempre ayuda”.

A Edu Charlín no le sorprendió demasiado ningún resultado en esta primera jornada. “Quizá un poco el 0-3 que encajó el Moaña ante el Valladares, nuestro próximo rival. Sabíamos que el derbi entre el Umia y el Portonovo iba a ser muy igualado porque en ese campo se iguala todo, y tampoco me sorprendieron las victorias de Villalonga y Cambados”. El entrenador del Céltiga apunta a tres claros favoritos para ocupar al final de esta primera fase las cinco plazas que dan derecho a seguir en el camino por el ascenso y que, por otra parte, aseguran ya la permanencia. “Para mí Villalonga, Ribadumia y Portonovo son fijos”, en cuanto al objetivo de su equipo es también acabar en este top cinco, “pero sin tener el objetivo primordial de ascender como tienen otros equipos”. Además, Charlín advierte sobre el equipo de su tierra, “cuidado con el Cambados, que para mí tiene muy buen equipo y puede estar ahí”.

En una liga corta de 22 partidos (66 puntos), todas las jornadas son vibrantes, aunque el hecho de que sean 5 de los 12 equipos los que accederán a la segunda fase por el ascenso permite cierto margen de error. 

Ni un empate en el inicio de una liga que ya es vibrante

Te puede interesar