El PP vota en contra de liberar los fondos para comprar la parcela de O Ramal

El PP votó en contra de la modificación de crédito alegando que la parcela supone un coste muy elevado | gonzalo salgado

El Partido Popular de Vilagarcía rechazó ayer con sus votos liberar casi tres millones de euros de remanentes para que el Concello pueda adquirir la parcela portuaria de O Ramal. Los conservadores justificaron su posición -sorprendente en todo caso- con argumentos que por veces se aproximaron a los utilizados por otros partidos de la oposición como En Común o el BNG, que también rechazaron la propuesta. La portavoz conservadora, Ana Granja, recalcó que los 1,8 millones que cuestan los más de 6.000 metros cuadrados suponen “un importe muy elevado y esta operación y otras nos conducen a un potencial déficit de más de dos millones de euros a finales de año”. La representante popular insistió en que “no estamos de acuerdo con este gasto. Ustedes no han sabido negociar y por conseguir una parcela han dicho que sí a todo. Es un gasto excesivo que, en todo caso, se podría sufragar con el crédito de tres millones que se acaba de pedir”. Incluso parafraseó a Margaret Thatcher haciendo referencia a que “el problema con el socialismo es que funciona hasta que se acaba el dinero de los demás”. Curiosamente en la negociación de la que habla Granja no solo estuvo el alcalde Alberto Varela, sino también el presidente de la Autoridade Portuaria de Vilagarcía y una de las caras más visibles del PP en la comarca, José Manuel Cores Tourís. De ahí que su postura en el Pleno de ayer sorprendiese.


No así la del resto de grupos de la oposición que días atrás ya manifestaron abiertamente su rechazo a tener que invertir fondos municipales en la compra de terrenos que ya son públicos, aunque de titularidad portuaria. La portavoz de Podemos, María de la Fernández, insistió en este aspecto en su turno de intervención incidiendo en que “parece que o Concello se meteu de cheo no negocio inmobiliario e non temos claro se isto vai ser un beneficio ou unha hipoteca para a cidadanía durante os vindeiros anos”. Ella se abstuvo en la votación final. Desde En Común su portavoz, Juan Fajardo, aventuró que “o negocio vai ser unha ruína para o Concello” e incluso hizo alusión a un ex alcalde socialista, Javier Gago, recordando que “el negociou a cesión pública da zona do Auditorio e do Miguel Hernández, o que supón o pago de pouco máis de 300 euros ao ano. Vostedes non o xestionaron ben”. Sobre la compra de terrenos públicos también se pronunció la nacionalista Lucía César. “Non podemos apoiar isto en ningún caso”, declaró.


Varela señaló al respecto que “a min tamén me gustaría que o público fose de todos e que as cesións fosen gratuítas, pero a realidade non é así. Nas negociacións hai que ceder e hai que chegar a acordos e neste caso o resultado é o que é, tanto para recuperar a fachada marítima como para lograr o centro de saúde”. Y es que, como era previsible, y aunque no figuraba en ninguno de los puntos del orden del día, hablar de la parcela de O Ramal conllevó sacar a la palestra también la de la Comandancia. Tanto el alcalde como la portavoz del gobierno, Tania García, sacaron pecho y se aplaudieron por una gestión y a un acuerdo con la Consellería “que dará resposta a unha demanda histórica da cidadanía”. Incluso hablaron de los posibles plazos para ver terminado el nuevo ambulatorio. “Unos dos o tres años”.


Un acuerdo sobre el que sembró la duda el izquierdista Juan Fajardo. "Entregáronme hoxe mesmo unha copia do acordo asinado coa Consellería e nin figuran prazos, nin orzamentos nin nada específico sobre o futuro centro de saúde. E vostedes fíanse", manifestó. A ello el alcalde contestó con un "se o acordo non se cumpre debidamente non dubidarei en pedir a dimisión do conselleiro de Sanidade".


Varela se enorrgulleció de ser "o único partido político que defendeu esa ubicación" e incluso aplaudió con ironía a los concejales del Partido Popular "por dicir agora e recoñecer que se trata dun acordo que é unha marabilla e histórico". Difícil posición para el PP, que durante años no apostó por esa localización concreta para el ambulatorio y que ahora confía plenamente en la palabra de la Consellería. "Lo va a hacer sí o sí", aseguró Ana Granja. En todo caso, y pese a las diferencias, la mayoría absoluta del PSOE permitió liberar los fondos para comprar la parcela de O Ramal.

El PP vota en contra de liberar los fondos para comprar la parcela de O Ramal

Te puede interesar