El Gobierno de Boiro sigue en minoría pese a sumar a Dores Torrado y Carlos Muñiz, que deja Ciudadanos

Imagen de los siete concejales que integran el nuevo Ejecutivo local de Boiro

Boiro vuelve a tener un gobierno tripartito, pero no se repiten las mismas condiciones o circunstancias que cuando lo hicieron el BNG liderado por Xosé Deira, el PSOE de Juan Jesús Ares e ICBoiro con Manuel Velo a la cabeza, pues mientras estos últimos formaban una mayoría absoluta, en esta ocasión es en minoría. El actual alcalde, José Ramón Romero, ha logrado incrementarde cinco a siete los integrantes del Ejecutivo local que preside -sigue en minoría, ya que precisaría tener nueve concejales para contar con mayoría absoluta-, a través de un pacto de gobernabilidad que supone la incorporación de los portavoces de los grupos municipales de Boiro Novo, Dores Torrado, y de Ciudadanos, Carlos Rodríguez, que deja la formación naranja. Esta última decisión era una de las condiciones exigidas por el grupo de Torrado Ares para llegar a un acuerdo con el PSOE del que también formase parte el edil que representaba al partido que fundó Albert Rivera.


Fue el propio Rodríguez Muñiz el que anunció su marcha de Ciudadanos, al igual que la del resto de componentes de la lista que lo acompañaron en las elecciones municipales de hace dos años, y después de que la cúpula nacional del partido desautorizase el pacto en Boiro, pues él pretendía seguir adelante y llegar al acuerdo finalmente alcanzado. Carlos Rodríguez expresó su “comrpromiso firme de servir a Boiro e apoiar todas aquelas iniciativas que beneficien á veciñanza e que son necesarias para o noso concello”. Por su parte, Dores Torrado, que dio a conocer los motivos que llevaron a su grupo a formar parte del acuerdo firmado, manifestó que “o día de hoxe ten que suponer un punto de inflexión de cara a conseguir unha estabilidade política para levar a cabo os proxectos que Boiro necesita”.


Y José Ramón Romero comunicó que el compromiso que se oficializó ayer pretende que el pueblo de Boiro siga avanzando, ya que sus vecinos “teñen que estar por encima de todo”. También dijo que el pacto de gobernabilidad es el resultado de las “negociacións e traballo” de las fuerzas políticas del municipio que lo suscriben para sacar a Boiro “do bloqueo político”, reconoció. El alcalde declaró que el acuerdo alcanzado surgió de la “posta en común” de las tres fuerzas políticas para elaborar un programa de objetivos que llevar a cabo en lo que resta de mandato, como la aprobación del presupuesto municipal, la dotación de una residencia de mayores, las reaperturas de la radio y piscina municipales, el proyecto para construir el vial de Berres, la elaboración de un plan de movilidad sostenible, la modernización de la recogida de basura y la optimización del consumo energético.


Las dos incorporaciones al equipo de gobierno traen consigo modificaciones en las delegaciones de los miembros del Ejecutivo local boirense, por lo que José Ramón Romero se encargará de Representación Institucional, Seguridade e Orde Público y Participación Cidadá; Luís Ruiz de Urbanismo, Obras e Servizos, Economía y Facenda; María Outeiral de Cultura, Ensino, Persoal y Patrimonio; Marcos Fajardo de Comercio, Consumo, Alumeados, Cemiterios, Limpeza Viaria y Recollida de Lixo; Raúl Treus de Servizos Sociais, Medio Ambiente y Administración Xeral; Dores Torrado de Deportes, Mocidade, Feminismo e Igualdade, Lingua y Memoria Histórica; y Carlos Rodríguez de Desenvolvemento e Promoción Económica y Turismo. La entrada de los dos nuevos miembros en el equipo de gobierno no llevará aparejada dedicación exclusiva o parcial alguna para ellos.

El Gobierno de Boiro sigue en minoría pese a sumar a Dores Torrado y Carlos Muñiz, que deja Ciudadanos

Te puede interesar