Sanxenxo valora prohibir la estancia nocturna en los parques tras aparecer desvalijado Soutullo

Los vándalos se llevaron hasta las cadenas de los columpios | cedida

El Concello de Sanxenxo no descarta prohibir la estancia nocturna en los parques infantiles porque están asistiendo a episodios de vandalismo que, en algún caso, son desmedidos. El último tuvo lugar ayer en la flamante área de Soutullo, en Noalla, que amaneció completamente desvalijada; hasta se llevaron las cadenas de los columpios para los niños. Además, las autoridades tienen serias sospechas de que detrás de ellos está el botellón, ante la frecuente presencia de botellas y vasos.


Fuentes municipales explicaron que el concejal de Medio Ambiente, Juan Deza, iba a interponer ayer por la tarde la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil para intentar localizar a los autores de estos destrozos y robos. Y es que desaparecieron los respaldos de ocho bancos de madera, los asientos de los columpios con las cadenas incluidas, redes y parte del vallado que se había instalado en este área infantil, de apenas un año de antigüedad.


Gasto para las arcas

El edil, que se trasladó hasta el lugar con personal de Parques y Jardines para evaluar la situación, calcula que el coste de los desperfectos puede alcanzar los 3.000 euros. Además, en su denuncia iba a incluir el destrozo de tres luminarias del suelo del Parque Panadeira registrado el pasado fin de semana.


El Concello sospecha que tras estos actos vandálicos está el botellón pues encontraron restos de botellas, vasos y bolsas de plástico en ambos espacios y, aunque algunas reparaciones se podrán realizar con operarios municipales, ayer envió un mensaje apelando al civismo. Pero sobre todo recordando que se trata de daños y robos que repercuten en las arcas municipales, que se nutren del dinero que sale del bolsillo de todos los vecinos de la localidad.


Asimismo las mismas fuentes recordaron que está vigente una ordenanza de convivencia ciudadana que tipifica este tipo de comportamientos como muy graves, lo que podría conllevar una sanción de entre 400 y 600 euros, además de la obligatoriedad de asumir la reparación o sustitución del elemento dañado. Y es que no han sido los únicos casos.


Desde el gobierno local indicaron que están detectando algunos episodios de este tipo durante las noches y es por ello que no descartan llegar a prohibir la estancia nocturna en los parques infantiles. Asimismo esperan que la investigación iniciada por los agentes del Instituto Armado pueda dar con sus autores para que asuman la responsabilidad de sus hechos y estos no queden impunes.

Sanxenxo valora prohibir la estancia nocturna en los parques tras aparecer desvalijado Soutullo

Te puede interesar