El Presupuesto General de 2022 se presenta sin novedades con nueve millones para invertir en proyectos en marcha

Vista de la parcela donde se construirá el nuevo cuartel de Cambados | gonzalo salgado
|

El Presupuesto General del Estado para 2022 es prácticamente un calco de las cuentas del año pasado en cuanto a inversiones reales para las comarcas arousanas y el Ulla-Umia. Las únicas partidas con nombre propio son para el Puerto de Vilagarcía, el cuartel y la plaza de Cambados, el macroproyecto de saneamiento de Sanxenxo-Poio, la comisaría de Ribeira y la variante Valga-Cesures. En total, algo más de 9 millones de euros, aunque la cifra podría aumentar con la línea de fondos europeos Next Generation a la que han concurrido los concellos con proyectos, en algún caso, millonarios.



Viejas demandas


En O Salnés, el resto de concellos no aparecen en el desglose de inversiones, aunque existen partidas genéricas de gasto previsto en los diferentes ministerios que podrían incluir acciones para algunas de sus viejas demandas. Cabe recordar que Vilagarcía está pendiente de la ampliación del paseo marítimo, el carril-bici y la regeneración de O Preguntoiro, y en O Grove también había solicitado a Costas sendas en Ostreira y Lavaxeira, así como mejoras en el paseo de Lordelo y Beiramar.



Cambados el más beneficiado


Cambados es uno de los mayores beneficiarios con una partida de 3,1 millones de euros del plan plurianual de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (Siepse) para construir el nuevo cuartel que, en total, absorberá 8 millones de euros del presupuesto general hasta 2023. Las obras saldarán a licitación en breve, pero serán prolongadas pues se tarta de construir unas instalaciones más grandes para unificar el servicio de la capital del albariño y Vilagarcía. Además se contemplan 10.000 euros “simbólicos” para mantener vivo el compromiso del gobierno central con la nueva plaza de abastos y mientras no se solucionan los trámites previos necesarios, como es aprobar el plan especial portuario.



Macroproyecto de Sanxenxo


El Presupuesto también incluye 1,2 millones para pagar la próxima anualidad de la nueva comisaría de Policía Nacional en Ribeira, cuyas obras están en la recta final; otros 50.000 euros para la variante Valga-Cesures, que está enquistada desde hace más de una década; y 2,9 millones para el macroproyecto de construcción de la nueva EDAR en Paxariñas y una nueva red de saneamiento para evitar vertidos a la ría de Pontevedra entre Poio y Sanxenxo. En total, esta iniciativa impulsada por la Sociedad Mercantil Estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes) costará 18 millones y los ayuntamientos también tendrán que aportar. En cambio, el organismo deja sin consignación económica el proyecto de saneamiento y nueva depuradora en A Illa, que para este año preveía 28.000 euros y que forma parte de un plan plurianual hasta 2026 para invertir más de 7 millones.

Por otra parte, la administración central también prevé 150.000 euros como parte del convenio con la Diputación para la puesta en valor de 18 yacimientos de la provincia. Entre ellos está Castro Alobre, donde ya se actuó, y A Lanzada.

En total, son algo más de 7 millones que superan los 9 millones si se suman las inversiones en la Autoridade Portuaria de Vilagarcía. Las partidas más destacadas son la conexión con el ferrocarril (927.000 euros), obras genéricas (340.000 euros) y el dragado del canal de entrada (233.000) a los que se suman actuaciones de digitalización, sostenibilidad, seguridad, etc. Hasta sumar un total de 1.784.000 euros.


Proyectos al fondo europeo


Las cuentas del bipartito español son de récord en gasto e ingresos gracias a la inyección de los fondos europeos para reactivar la economía ante la crisis del covid-19. De hecho, los propios ayuntamientos han presentado proyectos para conseguir subvenciones que pueden cubrir entre el 60 y el 100 %. Quienes los han públicos están O Grove, que concurre a la línea con un proyecto de sostenibilidad turística que incluye abrir un sendero que conecte el norte y sur y ciclovías que permitan rodear toda la península meca, entre otras cuestiones. En Sanxenxo también son ambiciosos y quieren instalar cargadores eléctricos en playas, ofrecer un sistema de realidad aumentada para visitar A Lanzada, seguir completando la rehabilitación del Pazo de Quintáns, etc. En Cambados quieren humanizar la fachada marítima en Ribeira de Fefiñáns y la Mancomunidade do Salnés presentó un proyecto para dinamizar su rutas xacobeas.

El plazo para presentarlos acabó el día 30 y el Estado tiene ahora tres meses para resolver las solicitudes. 

El Presupuesto General de 2022 se presenta sin novedades con nueve millones para invertir en proyectos en marcha