El proyecto de turismo sostenible de Ribeira resulta elegido para recibir fondos Next Generation

Barbanza-Arousa, Laguerzza, Galicia Guiada, Turismo de Ribeira y otros en el expositor
|

Ribeira figura en la relación de nueve entidades seleccionadas, de entre las diecinueve candidatas, para la distribución de un total de 14,6 millones de euros que se inyectará de los fondos Next Generation para desarrollar sus planes de sostenibilidad turística. La capital barbanzana, cuyo concello es el único de la provincia coruñesa a nivel individual, presentó una propuesta por un importe de 9 millones de euros para optar a esa financiación, y a falta de la confirmación del dinero que finalmente le corresponde, desde el Ejecutivo local esperan recibir, al menos, 1,5 millones de euros.


La Administración autonómica gallega dio a conocer la lista de elegidos tras consensuar con el Gobierno central cuales son los Planes de Sostenibilidad Turística en Destino que se desarrollarán en Galicia al amparo del Plan Territorial Litoral de la Xunta. Junto a Ribeira también fueron validados positivamente los dos proyectos presentados por la Diputación de A Coruña -Fragas do Eume y Xeoparque Cabo Ortegal-, Muros-Noia y As Mariñas-Betanzos, además de los concellos de Pontevedra, Sanxenxo, Marín y Baiona, siendo rechazados los de A Coruña, Vigo, Gondomar, Viveiro, A Cañiza, Dodro y O Grove.


Los criterios de valoración para llevar a cabo la referida se establecieron en la Estrategia de Sostenibilidad Turística en Destino de la Secretaría de Estado de Turismo, alineados con los ejes de transformación del fondo Next Generation: transición verde y sostenible, eficiencia energética, transición digital y competitividad. Y también se valoró la calidad, coherencia y precisión del proyecto presentado, la vocación turística de destino y el alineamiento con la estrategia de desarrollo turístico y estatal. En este sentido, y a la espera de conocerse los proyectos a ejecutar con la ayuda finalmente concedida, el Concello ribeirense propone acciones de humanización y peatonalización, acondicionamiento de los espacios naturales y su accesibilidad, acciones de movilidad sostenible como el uso de bicicletas eléctricas, entre otras acciones, y aplicaciones para mejorar la experiencia turística.

El proyecto de turismo sostenible de Ribeira resulta elegido para recibir fondos Next Generation