Jornada sin éxito en la búsqueda del pescador desaparecido en O Grove

Imagen del operativo iniciado el domingo a la tarde en el entorno del mirador de O Carreiro, en O Grove | cedida

El segundo día del operativo de búsqueda de Manuel Cores Villanueva, de 69 años edad, que desapareció este domingo cuando pescaba en O Grove, concluyó sin resultados.

Manuel Cores, vecino de Ribadumia, salió por la mañana de su casa en el lugar de Barreiro (Leiro) para practicar la pesca recreativa en el mirador de O Carreiro, un lugar que ya conocía, pero al no regresar para comer, su familia fue a buscarlo y encontró su coche y una caña rota entre las piedras, presagiando lo peor. Rápidamente se activó un dispositivo de búsqueda por tierra, mar y aire para tratar de encontrar al hombre, que resultó sin éxito.

Ayer por la mañana se retomaron las labores con un dispositivo que se amplió también de forma subacuática. Durante toda la jornada, buscaron por tierra los efectivos de Emerxencias de O Grove, Protección Civil de Ribadumia, Policía Local y Guardia Civil, por mar la Salvamar Sargadelos y la patrullera de la Guardia Civil, por aire el Helimer 402, el Pesca 1 y el Cuco de la Guardia Civil, y de manera subacuática los buzos con base en A Coruña y los GEAS.

Un importante operativo coordinado por el centro de Salvamento Marítimo de Finisterre y que se prolongó hasta pasadas las 19 horas cuando ya no había visibilidad. Algo más permanecieron los miembros del servicio municipal de Emerxencias de O Grove que ayer agotaron hasta el último minuto, y que a primera hora de la mañana de hoy retoman la búsqueda con el objetivo de poder encontrar el cuerpo de Manuel Cores. Desde Salvamento confirmaron ayer que esta mañana se decide si se suman de nuevo al operativo.

También un día más, la familia del ribadumiense permaneció en el lugar a la espera de recibir la angustiosa noticia, pero no pudo ser durante la jornada de ayer.

La búsqueda se centra entre la playa de O Carreiro y la costa de O Con Negro, una zona que según los expertos, es muy buena para la pesca, pero muy peligrosa por la fuerza del mar contra las rocas. Las condiciones durante el domingo, con el mar muy picado dificultó las labores de búsqueda, impidiendo que los barcos pudieran acercarse demasiado a las rocas y lo mismo ocurrió ayer, con mar de fondo y viento fuerte que soplaba del noroeste.

No se sabe lo que le pudo haber pasado a Manuel Cores pero dadas las circunstancias de la desaparición, todo apunta a que el hombre pudo haberse caído al agua por un golpe de mar, resbalar o sufrir una indisposición. Los efectivos de emergencias ya han rastreado los islotes de la zona pero se sigue sin rastro de la víctima. Hoy será otro largo día de búsqueda para tratar de encontrar al pescador ribadumiense. 

Jornada sin éxito en la búsqueda del pescador desaparecido en O Grove

Te puede interesar