El canon de ocupación de la parcela de la Comandancia costará 50.000 euros al año

La portavoz del gobierno, Tania García, y el alcalde, Alberto Varela, durante el Pleno de ayer | mónica ferreirós
|

El Concello de Vilagarcía deberá abonar a la Autoridad Portuaria un canon anual de 50.000 euros por la ocupación de los terrenos de la Comandancia en el que se ubicará el futuro centro de salud. Así figura en uno de los epígrafes del convenio firmado entre Ravella y Puerto y que ayer fue debatido y aprobado en el Pleno de la Corporación. La portavoz del ejecutivo socialista, Tania García, explicó que esta cantidad solo se abonará durante el tiempo que tarden en desafectarse los terrenos, dado que una vez se completen esos trámites la parcela pasará a ser de propiedad municipal.


La cantidad que se debe abonar para el pago del canon salió al debate plenario a través del portavoz de En Común, Juan Fajardo, que mostró abiertamente sus dudas acerca de que esas tasas no vayan a ser “para sempre”. De ser así -e hizo las cuentas- serían dous millóns e medio de euros que “se sumarían aos que xa estamos pagando polos terreos”.


La aprobación del convenio, y como siempre cada vez que la Comandancia va a Pleno, volvió a poner sobre la mesa la idoneidad de esa parcela para acoger el futuro centro de salud. “A nós a ubicación non nos gusta”, zanjó el portavoz de Ciudadanos David Oliveira, que volvió a aventurar que “van a aparecer moitísimos problemas para que os vehículos de emerxencias poidan acceder”. Una opinión también compartida por Podemos cuya portavoz, María de la O Fernández, añadió que el gasto que el gobierno local realiza en la parcela ubicada en la Avenida da Mariña “vai hipotecar o futuro das contas municipais e iso preocúpanos”.


La portavoz del Partido Popular, Ana Granja, anunció el voto favorable de su grupo al convenio aunque lamentó que “se haya tardado tanto tiempo en llegar a esto” echando mano de la hemeroteca para señalar que “durante años este gobierno nunca puso a disposición de la Xunta unos terrenos para el nuevo centro de salud y fue un capricho y cabezonería hacerlo en la Comandancia. Asume ahora, que no lo hizo antes, el pago del canon portuario y el coste de la demolición del edificio”.


Todos los grupos de la oposición -menos el BNG que volvió a no estar en la sesión plenaria- coincidieron en pedir el informe de tráfico exigido por la Consellería de Sanidade para medir el impacto que supondrá la ubicación del ambulatorio en la zona.


El alcalde, Alberto Varela, zanjó el debate sobre este punto sacando pecho sobre la gestión para lograr un nuevo centro de salud y dar cumplimiento así a una de sus promesas electorales.

El canon de ocupación de la parcela de la Comandancia costará 50.000 euros al año