Arousa abre una “puerta violeta” para luchar contra la lacra del machismo

Los actos incluyeron lecturas de manifiesto, una manifestación en Vilagarcía, recitales poéticos y otro tipo de actividades | Mónica ferreirós
|

Arousa celebró ayer numerosos actos contra la violencia machista, en los que se implicaron no solo las autoridades sino también la ciudadanía en general y los centros educativos en particular, con una labor formativa para que el mensaje vaya calando entre los más jóvenes. Muchos concellos de O Salnés también pusieron este año un stand “Porta Morada” para sensibilizar sobre la necesidad de implicarse en la ayuda a las víctimas.


En Vilagarcía, tiraron de versos contra el machismo, con un recital poético a cargo de Andrea Fernández y Patricia Torrado. A continuación, la lectura del manifiesto corrió a cargo de la ex concejala de Muller Victoria Hierro. El texto elaborado por el Consello Local da Muller hizo hincapié en convertir las casas en espacios de protección y en la necesidad de garantizar el derecho a la vivienda de las víctimas de violencia machista. Además, fueron varios los manifiestos que hicieron hincapié en las violencias menos visibles, como la cosificación, el acoso, las agresiones sexuales o el abuso, así como la “trata e explotación sexual”.


Ya por la tarde, la asociación O Soño de Lilith congregó a numerosas personas en una manifestación que recorrió el casco urbano y en la que reclamó un compromiso firme para señalar a los culpables “de espallar a violencia patriarcal, sexa pola súa morneza, sexa pola súa complicidade, pasividade ou acción directa”. Tanto O Soño como el manifiesto del Concello de Vilagarcía hicieron hincapié en la escasa eficiencia del marco legislativo de protección. La asociación feminista pide, entre otras medidas, juzgados específicos contra la violencia machista; formación específica para el personal de los Puntos de Encontro Familiar y que se vele para evitar el régimen de visitas para los padres que estén en un proceso judicial por agredir a su pareja o en los casos en los que haya indicios; así como perspectiva de género en la atención a la salud.


En O Grove, la lectura del manifiesto corrió a cargo de la mujer que hace dos años fue tiroteada por su marido. En Cambados hubo una lectura coral, con la alcaldesa, Fátima Abal, la técnica de Igualdad Mónica Novas, y representantes de varias asociaciones, como Carmen María Trigo, Sandra Amézaga, Soledad Cores y Belén Fernández, haciendo énfasis en la sororidad femenina como método para la lucha patriarcal. En Meis también se celebró un acto institucional, al igual que en A Illa, donde se repartieron camisetas con uno de los dibujos realizados este verano en el curso de Cianotipia.


Un antídoto en el futuro

Los actos en los concellos arousanos tuvieron muy en cuenta a los más jóvenes. En Ribadumia, los alumnos del colegio Becerra Malvar participaron en la lectura del manifiesto “con “Abre os ollos contra a violencia de xénero”. En Vilanova, los alumnos del instituto leyeron una selección de textos del libro “Invisibles”, de Montse Fajardo. En Meaño presentaron el libro “Os bolechas na escola de música” y en Ribeira también participaron varios centros.

Arousa abre una “puerta violeta” para luchar contra la lacra del machismo