lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

O Barbanza salva en Arousa un mes de febrero en el que el margen sur de la Ría destruyó 207 empleos

Imagen de archivo de una conservera arousana | m.f.

Las comarcas arousanas del margen sur de la Ría de Arousa no remontan en cuanto a la creación de empleo en el mes de febrero. Así lo indican los datos hechos públicos por la Consellería que apuntan que un total de 207 personas de las comarcas de O Salnés y Ulla-Umia perdieron su trabajo en el segundo mes del año. Cifra negativa que contrasta con las que ofrece la comarca de O Barbanza que, pese a ser febrero un mes tradicionalmente flojo en la firma de nuevos contratos, logra salvar los muebles con 80 personas nuevas incorporadas al mercado laboral.


De O Salnés solo Cambados logra unas cifras esperanzadoras, dado que pese a la tendencia del resto de los concellos del entorno logró incorporar a un puesto de trabajo a seis personas. Aún así un total de 904 cambadeses siguen apuntados en las listas del Servizo Galego de Colocación. Del resto Vilagarcía encabeza la destrucción de empleo. La capital arousana tiene 3.008 personas en paro y de ellas 59 se incorporaron a la búsqueda de empleo el pasado mes de febrero. Las cifras tampoco son buenas ni para O Grove ni para Meaño. El municipio meco tiene 945 parados y a 33 personas perdieron el trabajo en febrero, mientras que son 335 meañeses los que buscan empleo y de ellos 32 lo hacen desde el mes pasado.


Vilanova -con 661 desempleados en total- sumó en febrero 33 y Sanxenxo tiene 1.040 parados después de añadir los 19 nuevos del pasado mes.


Meis sigue más o menos la estela del resto de los concellos salinienses y sumó 12 parados colocándose en una cifra global de 282. Por su parte Ribadumia y A Illa se mantienen más o menos en cifras no alarmantes. El primero con cuatro parados más se queda en los 272 desempleados, mientras que el segundo suma 2 y llega a los 247 en todo el municipio.


En la comarca de Ulla-Umia la situación no es tan regular entre municipios. Valga lidera la destrucción de empleo con 16 nuevos parados, seguido de Catoira con 12 y de Moraña con 10. Portas por su parte pierde 3 contratos en el mes de febrero. El resto logra generar puestos de trabajo. En el caso de Caldas firmando 13 nuevos empleos nuevos, mientras que en Pontecesures son 7 y en Cuntis un total de 2.


En todo caso el punto positivo a este inicio del año lo ponen las localidades de la comarca de O Barbanza, dado que las cuatro han terminado febrero con un buen balance en cuanto a creación de puestos de trabajo. El que más ha sido Boiro con 44 contratos nuevos más, aunque en el municipio sigue habiendo 873 personas en la búsqueda activa de empleo. En A Pobra hay 24 parados menos desde febrero (442 en total), mientras que en Rianxo (550 en total) son 11 los nuevos contratos firmados frente a uno solo que logró Ribeira (1.414 en total).


Las tres comarcas de la Ría de Arousa suman 5.497 desempleados en un mes que ha tenido sus altos y también bajos en cuanto a empleo en las cuatro provincias gallegas.

O Barbanza salva en Arousa un mes de febrero en el que el margen sur de la Ría destruyó 207 empleos

Te puede interesar