Miércoles 19.06.2019

Armadores ribeirenses de barcos de la tercera lista denuncian la inseguridad en sus chabolas

Los usuarios de la chabolas del pasillo central se quejan de la inseguridad | Chechu Río
Los usuarios de la chabolas del pasillo central se quejan de la inseguridad | Chechu Río

Las chabolas de armadores de embarcaciones de la tercera lista que están ubicadas en la que fue la nave que albergó la primera lonja que tuvo Ribeira, que está situada en las inmediaciones de la sede de Portos de Galicia en la capital barbanzana, están viviendo una situación de inseguridad que ha hecho que los concesionarios de las mismas hayan explotado para reclamar que se tomen medidas. Señalan que desde hace algo más de un año hay una persona que entra en el pasillo central “para deixar alí as súas cousas e facer os seus chanchullos”. Advierten que, aunque les causaba molestias, la situación era controlable. Sin embargo, indicaron que desde principios de este año se registra un entrar y salir de numerosas personas, sobre todo toxicómanos, que han hecho que la inseguridad se apodere de ese lugar. Precisaron que ello está ocurriendo a cualquier hora del día, pero de forma especial por las noches y en los fines de semana.
Los afectados indicaron que ya dieron traslado de sus quejas a Portos de Galicia, y que también se lo dijeron al patrón mayor, José Antonio Pérez “Rubio”, que también le comunicó el malestar existente por esa situación, pero subrayan que ya han pasado varios meses y las cosas están igual o, incluso, peor. Una de la usuarias de esas chabolas indicó que durante buena parte de la madrugada de este lunes estuvieron las luces del pasillo central debido a la entrada y salida de esa gente. Afirman que, ante la pasividad de la Administración, se ven obligados a sacar de las chabolas y llevarse  sus casas los radares, plotters y papeles de los barcos, pero que tienen que dejar allí las artes de pesca, aparejos y motores, y temen que puedan robarlos o incluso que un  incendioacabe con todo. Y señalan que tienen que baldear a diario para eliminar heces y orines de esos ocupantes. l

Comentarios