lunes 01.06.2020

Denunciado el dueño de un bar de Aguiño que estaba abierto pese a la prohibición por el coronavirus

La Policía pobrense estudia proponer para sanción a un joven por desobediencia
La Policía patrulló por la calle para velar por el cumplimiento del estado de alarma | Ch.R.
La Policía patrulló por la calle para velar por el cumplimiento del estado de alarma | Ch.R.

La Policía Local ribeirense denunció al dueño de un bar de Aguiño que, poco después de la medianoche del domingo al lunes estaba abierto pese a la prohibición del estado de alarma. Varios particulares la avisaron indicando que había fiesta en su interior y ruido procedente del mismo. Cuando los agentes llegaron al local se lo encontraron con las puertas abiertas y nadie dentro, aunque en las mesas había indicios de que hubo gente consumiendo. Luego llegó el propietario y se le informó de que se le propondrá para sanción por infracción grave de desobediencia a la autoridad, recogida en la Ley de Seguridad Ciudadana, sancionada con una multa de 601 a 30.000 euros.

La Policía Nacional, que ayer estuvo encima de toxicómanos que deambulaban por Ribeira para que abandonasen la calle, interceptaron a las 3.30 del domingo en O Monumento un BMW 330 con tres chicos y dos muchachas, a los que identificaron pero no denunciaron, y que reconocieron que regresaban a sus casas tras estar de fiesta en la de un amigo. La Policía Local le hizo la prueba de alcoholemia al conductor, un aguiñense de 25 años, que arrojó 0,47 de tasa, por lo que fue denunciado y se le inmovilizó el coche, trasladándolo la grúa al depósito municipal. Su pareja alardeó en Instagram de que estaban bebiendo en una fiesta privada.

Agentes de la comisaría interceptaron cerca de allí a otro coche con tres jóvenes, que reconocieron que volvían a sus casa tras estar en la de un amigo, y a la que regresaron por indicación de los agentes. Y en una zona próxima al parking disuasorio de Abesadas se encontraron con un vecino en un vehículo aparcado, que parecía querer esconderse o agacharse en su interior. Los policías le preguntaron por lo que hacía allí y les respondió que fue a coger algo, pero le señalaron que no podía salir de casa salvo caso de necesidad, pero no era su caso.

La Policía pobrense identificó a un joven de la villa al que sorprendió transitando en diferentes momentos de ayer por una calle del casco urbano sin motivo aparente, incumpliendo el decreto del Gobierno estatal. Ahora se está a la espera de saberse si será propuesto para sanción por una infracción grave de desobediencia. En Ribeira se detectaron casos de gente que incumplió el decreto, pues fueron vistos caminando o corriendo por el paseo de Coroso, tal y como advirtió una vecina, entre otros sitios. Pero se desconoce si fueron sancionados.

En los concellos de Ribeira y Boiro se crearon sendas comisiones de seguimiento de la evolución del coronavirus. En el primero, Manuel Ruiz avocó las competencias de la junta de gobierno a los tenientes de alcalde y ediles, no se celebrarán plenos ni sesiones de órganos colegiados,  la comunicación con el Concello deberá hacerse de forma telemática por sede electrónica o teléfono, y para casos de urgencia, atenderá de 9.00 a 14.00 previa cita telefónica, y se habilitó el 981 870 933 para atención a personas mayores o con dependencia funcional con necesidades de abastecimiento. Las áreas administrativas funcionarán con servicios mínimos, al igual que las de saneamiento, agua y depuradora, mientras que en la recogida de basura se suprimen el barridos de paseos y se prioriza la limpieza y desinfección de marquesinas y contenedores de apertura manual. La Policía Local se verá reforzada con la contratación urgente de cuatro auxiliares, para lo que se recurrirá a bolsas de empleo de anteriores convocatorias. Esta comisión estudiará la suspensión de cobro de tasas, y los aplazamientos y fraccionamientos de las mismas e impuestos para los sectores afectados por la crisis sanitaria.

Comentarios