domingo 6/12/20

Desalojadas 200 personas tumbadas al sol en O Vilar que llegaran de varios sitios de la provincia

La playa de O Vilar registró el pasado fin de semana una gran afluencia de visitantes, que tuvieron que ser desalojados al estar prohibido bañarse y detenerse para tomar el sol
La playa de O Vilar registró el pasado fin de semana una gran afluencia de visitantes, que tuvieron que ser desalojados al estar prohibido bañarse y detenerse para tomar el sol

Alrededor de 200 personas llegadas desde diferentes lugares de la provincia coruñesa tuvieron que ser desalojadas el pasado fin de semana de la playa ribeirense de O Vilar, a donde habían acudido pasar la tarde y fueron sorprendidas tomando el sol, algo que está prohibido dentro de la actual fase de desescalada de la situación de estado de alarma. Fueron los vigilantes de los recursos naturales dependientes de la Consellería de Medio Ambiente los que dentro de sus labores de control en la zona del parque natural de Corrubedo los que se encontraron a toda esa gente tumbada en las toallas o disfrutando en ese arenal de la bonanza meteorológica.

Esos profesionales acudieron a preguntarles de donde eran y sus procedencias eran muy variadas, desde Santiago de Compostela, Bertamiráns, Boqueixón y Teo, entre otras, así como de otras localidades barbanzanas, como Boiro y A Pobra. Los vigilantes les hicieron indicaciones para que abandonasen la playa pues no podían estar allí, pues se encontraban a más de un kilómetro de sus domicilios, a lo que no opusieron resistencia y se marcharon. Los agentes de las Policías Local y Nacional, que estuvieran controlando los accesos a las zonas de aparcamiento de la playa de O Vilar también tuvieron que invitar a marcharse por donde habían venido a personas llegadas desde otras localidades de la provincia de A Coruña.

Por otro lado, ante la prohibición de acudir con el coche a las playas para practicar surf, principalmente, son bastantes las personas que realizan ese tipo de actividades acuáticas que están solicitando en la Federación Gallega de Surf la correspondiente licencia para de ese modo obtener la movilidad que precisan y, así, se les permita desplazarse de esa manera. Ello está provocando un aluvión de peticiones para federarse en toda Galicia, y en la zona de Ribeira ya hay cerca de un 40% más de federados que al inicio del estado de alarma.

Comentarios