domingo 15.12.2019

Detenidas siete personas en la zona por apropiación indebida, malversación de caudales públicos y falsedad documental, con irregularidades por 143.000 euros

La Guardia Civil detuvo a tres miembros de la junta rectora de una comunidad de montes vecinales en mano común de la localidad de Boiro  y a cuatro personas responsables de dos empresas de obras y excavaciones con sede en las localidades de Rianxo y Lousame como supuestos autores de los delitos de apropiación indebida, malversación de caudales públicos y falsedad documental, habiendo detectado irregularidades por un importe de 143.000 euros 

Los hechos se produjeron en mayo del 2018, a raíz de una denuncia recibida en la Fiscalía de Santiago de Compostela y en el puesto de la Guardia Civil de Boiro, la cual, informaba de un presunto reparto de dinero procedente de los fondos de la cuenta de la Junta Rectora de la citada Comunidad de Montes entre algunos comuneros, por un importe de  18.000 euros.

Una vez denunciados los hechos la Guardia Civil inició una compleja investigación con la finalidad de constatar su veracidad y recabar los oportunos indicios, evidenciándose a lo largo de la misma, la presunta implicación de las empresas contratadas por los miembros de Junta Rectora para la realización de las obras y trabajos forestales en el monte comunal.

Estas empresas, habían realizado trabajos para la citada comunidad de montes en 2014, 2015, 2016 y 2017, facturando los mismos por un importe superior al valor de mercado, según la peritación y valoración realizada por  técnicos de la Dirección Xeral de Montes de Galicia de la Consellería de Medio Rural. Ademas, la Benemérita señala que consta que ambas empresas, realizaron una facturación con un incremento ficticio y falseado en cuanto a su contenido y descripción de los trabajos y obras realizadas.

También detectó presuntas irregularidades en relación a tres subvenciones de la Diputación Provincial de A Coruña, concedidas a esta misma Comunidad de Montes a lo largo de los años 2014, 2015 y 2017, que constituirían un presunto delito de malversación de caudales públicos.

Todos estos indicios permitieron concluir a los investigadores que, presuntamente, los miembros de la kunta rectora de la comunidad de montes actuaron en connivencia con los responsables de las empresas ejecutantes de las obras. El modus operandi consistía en incrementar el importe de la facturación, derivando el mismo a los ahora detenidos.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Ibstrucción Nº1 de Ribeira como presuntos autores de los delitos de apropiación indebida, malversación de caudales públicos y falsedad en documento mercantil.

Comentarios