viernes 20.09.2019

El ejecutivo pobrense descubre un escrito de dudosa legalidad por el que Urbaser dejó de realizar varias labores

El ejecutivo local de A Pobra dio a conocer ayer el descubrimiento de un documento firmado en enero de 2013 por cuatro personas, aunque no aparecen identificadas en ningún sitio más que por su rúbrica

El delegado territorial de la Xunta visitó el polígono acompañado del alcalde y miembros de la asociación de empresas de A Tomada
El delegado territorial de la Xunta visitó el polígono acompañado del alcalde y miembros de la asociación de empresas de A Tomada

El ejecutivo local de A Pobra dio a conocer ayer el descubrimiento de un documento firmado en enero de 2013 por cuatro personas, aunque no aparecen identificadas en ningún sitio más que por su rúbrica, en el que se recoge una modificación sustancial de las condiciones del contrato suscrito con Urbaser para la prestación del servicio de limpieza y recogida de basura en el municipio. El alcalde, Xosé Lois Piñeiro, indicó que todo hace indicar que una de las personas que firmó ese escrito es su predecesor en el cargo, Isaac Maceiras, y puntualiza que se hizo sin la supervisión del secretario ni del interventor, pues no acompaña sus informes, y agregó que tampoco se llevó para su aprobación en pleno, tal y como se exige para la introducción de cambios en este tipo de contratos.

Xosé Lois Piñeiro indicó que, fruto de ese documento que el mandatario considera ilegal a todas luces, una de las situaciones que se produce es que la empresa Urbaser asume la deuda de unos 38.000 euros que tenía el Concello con la sociedad que gestionaba el punto limpio de la localidad, a la vez que dejaba de realizar algunos trabajos como el baldeo y el barrido mecánico de las calles. El primer edil pobrense precisó que por lo establecido en el contrato, esa compañía debía realizar esos trabajo hasta 104 veces al año, pero que, debido a la modificación introducida, pasaría a realizarlo únicamente en fechas señaladas como el Nazareno, Carme dos Pincheiros o similares a petición del concejal y por el itinerario de costumbre. El alcalde dijo que ello suponía que sólo se realizarían esas labores una decena de veces, pero que constataron que ello tan sólo se hizo en dos ocasiones.

Beneficio para la empresa
El mandatario pobrense indicó que ese acuerdo resulta muy beneficioso para la empresa adjudicataria de dicho servicio, pues afronta una deuda que el Concello tiene con la encargada del punto limpio y que asciende a 38.000 euros a cambio de no realizar unas prestaciones cuyo importe anual suma 33.000 euros. A su entender, se está vulnerando la ley, pues no se incluye ni un estudio económico al respecto, ni los informes del secretario e interventor municipales. Piñeiro indicó que ya mantuvieron dos reuniones con los responsables de Urbaser y que les dijeron que no están dispuestos a sumir el contrato originario firmado en noviembre de 2009, aunque si estarían dispuestos a llegar a algún tipo de acuerdo, “pero nós só o apoiaremos se se fai dentro da legalidade”, precisó el alcalde. Este último indicó que de no hacerse de ese modo se estaría causando un grave perjuicio a otras empresas licitadoras que concurrieron al correspondiente concurso, pues de eliminarse las mejoras propuestas por Urbaser su puntuación sería más baja y la segunda licitados que no las incluyó se quedó sólo un punto por debajo.

Piñeiro agregó que el Concello mantenía una deuda importante con Urbaser, que le llegó a reclamar unos 200.000 euros y que firmó un convenio para hacer los pagos de manera secuencial.

Comentarios