jueves 28/1/21

El Ejecutivo ribeirense propondrá sacar a licitación la gestión de las dos EDAR por 1,42 millones al año

Un informe de técnicos municipales advierte que el Concello carece de medios para la explotación del sistema de saneamiento local
La estación depuradora de aguas residuales de Ribeira se ubica en el lugar de Couso
La estación depuradora de aguas residuales de Ribeira se ubica en el lugar de Couso

El Ejecutivo local ribeirense pretende sacar a licitación, de manera conjunta y por un periodo de tres años prorrogable por otro año más, el contrato de servicios de operación y mantenimiento de los sistemas de saneamiento en alta y depuración asociados a las EDAR de Couso y Corrubedo por un importe anual de 1.421.845 euros. Así se contempla en la propuesta que presentará el alcalde al resto de integrantes de la corporación municipal en el pleno ordinario que está previsto celebrarse desde las ocho de la tarde del próximo lunes por medios telemáticos, a excepción del regidor y los portavoces de los diferentes grupos políticos, que estarán de manera presencial en el salón noble del consistorio. También se someterán a aprobación los pliegos de cláusulas administrativas y de prescripciones técnicas que regirán el contrato, y la tramitación anticipada del gasto ya que la ejecución material del contrato se prevé que comience en el 2021.

Esta propuesta llega después de que en el pleno extraordinario de finales de enero pasado se aprobase la cesión por parte de Augas de Galicia al Concello de Ribeira de la explotación de la depuradora instalada en el lugar aguiñense de Couso, y que desde entonces gestiona de manera transitoria la empresa FCC Aqualia por un importe de 65.529 euros mensuales. De manera simultánea, desde el Concello se realizó un estudio sobre los costes y beneficios que supondría una gestión directa de todo el ciclo del agua. En este sentido, un informe de la ingeniera municipal y el técnico de Medio Ambiente advierte de la insuficiencia de medios para la prestación de este servicio por parte del Concello dadas la complejidad y especificidad del trabajo. Entienden que deberá ser realizado por técnicos especializados en esa materia, de los que dicha Administración local carece, por lo que sostienen que se hace necesario contratar los servicios de una empresa externa.

De igual modo, dicha Administración local realizó una auditoría energética en la que se contemplaron, entre otras cuestiones, el gasto de electricidad, medidas destinadas a la reducción del consumo y la viabilidad de instalar fuentes de energía renovables para autoconsumo de la EDAR de Couso. También solicitó autorización de Costas del Estado para la construcción de un emisario subterráneo en el aliviadero de Os Areeiros. Entre otros acuerdos que se establecieron figuraban la ejecución de obras tendentes a paliar y limitar la entrada de agua del mar en los colectores y el alivio de aguas industriales.

Comentarios