El juez analiza reabrir la investigación sobre la mujer del “Chiclé” tras la carta

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Ribeira, Félix Isaac Alonso Peláez analizará si la carta remitida a su padres por el rianxeiro José Enrique Abuín Gey, “Chiclé”,

El juez analiza reabrir la investigación sobre la mujer del “Chiclé” tras la carta
La carta de Abuín será analizada en relación al archivo de las actuaciones sobre su mujer
La carta de Abuín será analizada en relación al archivo de las actuaciones sobre su mujer

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Ribeira, Félix Isaac Alonso Peláez analizará si la carta remitida a su padres por el rianxeiro José Enrique Abuín Gey, “Chiclé”, y en la que implica a su mujer en el crimen de Diana Quer, reúne o no la condición de indicios de entidad suficiente como para pensar en una reapertura de las actuaciones judiciales contra Rosario Rodríguez Franco, levantando el archivo provisional que él mismo decretó el pasado 9 de enero y que acaba de ratificar en todos sus términos la sección compostelana de la Audiencia Provincial de A Coruña.

El magistrado que instruye la causa por la desaparición y muerte de la joven madrileña tendrá que estudiar si el contenido de esa misiva tiene el peso suficiente como para hacerle cambiar su decisión, que adoptó a raíz de la toma de declaraciones a ella y a dos testigos -una hermana y su cuñado-, así como el posicionamiento de su teléfono móvil que la sitúa en su domicilio en el lugar de Outeiro (Taragoña), pero sobre todo la declaración exculpatoria del propio “Chiclé”. El magistrado deberá analizar la carta que Enrique Abuín escribió el día 14 de febrero a sus padres y detecta, con la realización de las diligencias necesarias, si la implicación que hace de Rosario Rodríguez es fruto de una posible venganza en respuesta a la carta que al parecer le mandó ella a la cárcel de A Lama y en la que, tal y como explica “Chiclé” en su misiva, Rosario le comunica que “o noso se acabou”, a lo que añade que intentará hablar con ella antes de que él “diga todo”, pero les pide a sus progenitores que ellos no le cuenten nada.

En sede judicial no ha sentado nada bien, más bien todo lo contrario, la filtración de la referida carta que José Enrique Abuín remitió a sus padres. Parece que sus responsables tienen sospechas sobre la autoría de esa acción, máxime teniendo en cuenta que la misiva se hizo pública al día siguiente de entregársela junto a otra documentación a una de las partes. Fuentes a las que ha tenido acceso este periódico indicaron que, por lógica, se estaría apuntando en dirección hacia alguna persona que pudiera tener determinado interés en que se conociera el contenido de la misma con finalidad de tratar de influir en la toma de alguna decisión que pudiera serle favorable, ya sea a corto o medio plazo. Mientras tanto, el Juzgado Número 1 de Ribeira continúa con la instrucción del caso para tratar de concretar las circunstancias en las que se produjo la desaparición y la muerte de Diana Quer.