martes 22.10.2019

Vicente Mariño deposita una gran confianza en Herminia Pouso para ayudarle a conquistar la Alcaldía de Ribeira

La exconcejala del PP irá de número 2 en la candidatura del Partido Barbanza Independiente (PBBI), liderado por el farmacéutico aguiñense, y que concurrirá con una lista a las próximas elecciones municipales del próximo 26 de mayo

Herminia Pouso Maneiro fue presentada ayer por Vicente Mariño como número 2 de PBBI | Chechu Río
Herminia Pouso Maneiro fue presentada ayer por Vicente Mariño como número 2 de PBBI | Chechu Río

El cabeza de lista del Partido Barbanza Independiente (PBBI), Vicente Mariño, presentó a Herminia Pouso, que fue concejala del PP hasta enero pasado, como su brazo derecho al otorgarle el número 2 y, además, una gran confianza para ayudarle a conquistar la Alcaldía de Ribeira en las elecciones municipales. El líder de lfesta dede formación políti destacó de ella que la conoce muy bien pues fueron compañeros varios años y que, al aceptar su propuesta, “estamos apostando al máximo por esta candidatura, y convencidos de poder ganar las elecciones y gobernar con la mayoría suficiente. Vamos a por todas para detener la deriva a la que está llevando el señor Ruiz y su equipo a este ayuntamiento”. Pouso, que tras su renuncia al acta de edila popular había manifestado que quería tomarse un descanso, justificó su regreso a la política activa en que se lo pidieron los vecinos y amigos “para dar un cambio a Ribeira”. Añadió que desde que llegó a la política su prioridad fue la atención a los ciudadanos, independientemente de quienes fuesen, y estar próxima a ellos y con un trato directo para atender sus demandas y escucharles. “Esto encaja en un proyecto a nivel local, libre de las ataduras de los grandes partido”. Se refirió al actual alcalde, Manuel Ruiz, diciendo que hace halago de llegar a acuerdos con la oposición “y este señor debía haber reflexionado de lo que provocó la situación que hay en su partido en Ribeira, además de la pérdida de casi 3.000 votos en los comicios de 2015, y que es fruto de su prepotencia, su forma de imponer las cosas y, desde luego, sus mentiras. No tiene cabida en el Ayuntamiento ribeirense ese tipo de actuaciones, ni chulescas, ni prepotentes, y mucho menos por parte de un regidor”. Esas palabras las suscribió el candidato. Pouso considera que Ribeira merece tener un alcalde que “esté al servicio única y exclusivamente de los intereses de los ciudadanos, y no de intereses particulares o familiares”. Concluyó que por ello se suma al proyecto del PBBI, “en el que se atenderán todas las parroquias, para que no quede ninguna olvidada, donde aún hay mucho por hacer”, y que para atender sus demandas llamarán a puertas de otras administraciones. l

Comentarios