jueves 05.12.2019

BOIRO - Moura denuncia la muerte de una perra tras ser succionada por una tubería en la playa de Carragueiros

La sociedad protectora de animales Moura denuncia la muerte de una perra de la raza bulldog inglés al caer en una tubería rota que parece ser de un desagüe que pasa por la playa boirense de Carragueiros, en la zona de Pedra Rubia, y que recoge las aguas de fincas y de la zona de cultivo de una cetárea allí ubicada.

 

Imagen del hueco de la tubería por el que cayó la perra bulldog inglés CEDIDA
Imagen del hueco de la tubería por el que cayó la perra bulldog inglés CEDIDA

La sociedad protectora de animales Moura denuncia la muerte de una perra de la raza bulldog inglés al caer en una tubería rota que parece ser de un desagüe que pasa por la playa boirense de Carragueiros, en la zona de Pedra Rubia, y que recoge las aguas de fincas y de la zona de cultivo de una cetárea allí ubicada. Desde dicho colectivo animalista han querido hacer público este suceso del que tuvieron conocimiento este viernes y en el que, además, al estar la marea alta, su mascota fue succionada o arrastrada por la corriente tierra dentro a través de dicha conducción de unos 200 metros de longitud y al salir por el otro extremo, en donde se sitúa la referida zona de cultivo de la cetárea, ya se encontró con su cadáver junto una rejilla en la que se detuvo.
Desde Moura indicaron que la dueña de la perra fallecida, que en el día del lamentable suceso -el pasado sábado- la había sacado de paseo junto a otro perro propiedad y los dejó correr con total libertad por esa superficie, con la desgracia de que la bulldog inglés, que tenía un año, se precipitó por el amplio agujero que hay en la referida tubería -se inunda toda cuando sube la marea, que en este caso estaba al completo-, con la consecuencia del fallecimiento del animal. Desde esta protectora indicaron que la propietaria, que es vecina de la parroquia de Abanqueiro, se pusieron los hechos en conocimiento tanto de la Xunta de Galicia como del Concello de Boiro en las jornadas pasadas, pero por el momento se están haciendo trámites, aunque desde uno de esos organismo “botáronlle a patata quente ao outro e viceversa”, puntualizó una portavoz.
La protectora de animales Moura señala que ya no se puede hacer nada por la perra, pero al igual que le trasladó la sueña de la bulldog inglés fallecida, lo importante y urgente en este caso es que se proceda a reparar lo antes posible ese desperfecto o rotura que hay en la tubería, pues sostiene que no sólo resulta peligroso para los perros, sino también para las personas, especialmente para los niños, pues si se caen en ese agujero puede tener graves consecuencias. Desde Moura esperan que esta queja no caiga en saco roto y se adopten las medidas necesarias antes de que haya que lamentarse de consecuencias irreparables.

Comentarios