• Miércoles, 20 de Junio de 2018

La obra del Malecón se completará con un gran parque infantil y la reordenación del entorno de la Casa do Mar

Un parque infantil será una de las actuaciones con las que se complementará la obra de reordenación de la Avenida do Malecón en Ribeira.

La obra del Malecón se completará con un gran parque infantil y la reordenación del entorno de la Casa do Mar
Superficie de cemento del Malecón en la que se instalará el parque infantil | Chechu
Superficie de cemento del Malecón en la que se instalará el parque infantil | Chechu

Un parque infantil será una de las actuaciones con las que se complementará la obra de reordenación de la Avenida do Malecón en Ribeira. Está previsto que su ubicación sea en una zona de la gran explanada resultante de la referida gran intervención y que ya quedó marcada con una superficie de cemento de unos 800 metros cuadrados, con forma de trapecio alargado y que está situada entre la tienda de chucherías y el bar Oliver & Stanley. El presupuesto de esta actuación asciende a unos 80.000 euros y llevará pavimento de caucho y una gran variedad de juegos y columpios.

La intención del Ejecutivo que preside Manuel Ruiz es sacar lo más pronto posible a licitación este proyecto, por considerarlo prioritario, al igual que la construcción de  la nueva parada central de autobuses, con un presupuesto de 426.400 euros y que se ubicará en la zona de los galpones del recinto portuario que hay en el entorno del mercado municipal. Aunque lo ideal sería que se pudiera acometer antes del verano, los plazos para la tramitación de este expediente no permitirían rematarla antes del parón programado de las obras en el periodo estival, de ahí que será necesario esperar al mes de septiembre para iniciar ambas. El resto de la gran explanada resultante del proyecto de reordenación del Malecón que está en ejecución, una vez que se complete la retirada del palco de piedra, quedaría completamente libre para su uso por la gente, así como para acoger la celebración de grandes eventos en la ciudad. 

Respecto al palco de piedra, cuya eliminación está resultando bastante costosa, pues la estructura de su base es de hormigón armado, con gran cantidad de barras de acero en medio, algunas fuentes apuntan a que no sería recomendable su reutilización, por considerar que no se encuentran en buen estado, especialmente la cúpula, con gran cantidad de óxido, pero tampoco las barandillas, que ya fueron retiradas del lugar. De todas maneras, desde el Concello indicaron que están a la espera de conocer una valoración más exhaustiva para determinar si se les busca una nueva ubicación o se descarta esa opción.

La otra actuación complementaria, por un importe de unos 25.000 euros, es la reordenación del entorno de la Casa do Mar, para ganar algunas plazas de aparcamiento y establecer la circulación en dirección única de Ribeira hacia Aguiño en el tramo entre la estación de autobuses y el edificio de Hacienda, dejándose la opción  para que una futura corporación decida hacer algo similar en ese mismo tramo pero en la fachada marítima -con un carril único de entrada a la ciudad-, que también será objeto de reordenación, con aparcamientos en batería o en oblicuo, para ganar más plazas.