sábado 11.07.2020

Policías contradicen la versión ofrecida por Egidio en el juicio del robo y el altercado con ellos

El fiscal advirtió  incongruencias entre la declaración del principal acusado en fase de instrucción y la ofrecida en el juicio 
El fiscal advirtió de contradicciones en la diferentes declaraciones de Egidio | Ch.R.
El fiscal advirtió de contradicciones en la diferentes declaraciones de Egidio | Ch.R.

El juicio contra el joven ribeirense Manuel López Montemuiño, alias “Egidio”, así como su familia y su novia, que comenzó a celebrarse este jueves en la sala de bodas del edificio de los juzgados de Santiago de Compostela, en la Rúa Viena, evidenció numerosas contradicciones entre la versión ofrecida por el principal acusado de los hechos delictivos que se le atribuyen y la ofrecida en la declaración de los policías que intervinieron en su reducción y detención. Además, el fiscal advirtió incluso que no había coincidencia entre lo declarado por Egidio en la fase de instrucción y lo que estaba manifestando en el referido juicio, lo que le hizo que estuviera cambiando sus manifestaciones sobre la marcha.

El propio Egidio fue el que antes de la celebración del juicio incluso se mostró contrario a que su representante legal y el del Ministerio Público alcanzasen un acuerdo de conformidad que supusiera una rebaja en la condena que se le pedía, a cambio del reconocimiento de los hechos que se le atribuyen, que incluso tendrían otra calificación más acorde a la condena que finalmente se le impusiese. Tanto su novia, Sandra, como sus dos hermanos, los gemelos Alexandro y Anxo, habían mostrado su conformidad con el acuerdo que se había planteado, pero que no se pudo cerrar ante la referida negativa de Egidio, y se continuó con el juicio señalado, en el que los cuatro acusados declararon por videoconferencia desde la cárcel de Teixeiro. 

Mientras Egidio negó que había sustraído dos cajas de herramientas de un galpón del restaurante Dolmen y que la Policía lo encontró en su casa, cuando en fase de instrucción declaró que estaba sentado frente al citado restaurante. Luego dijo que los agentes lo acompañaron a su casa para comprobar que no había robado nada, cuando un policía nacional precisó en su declaraciones que, tras decirles que no había robado nada, acabó reconociéndolo después de indicarle que una testigo lo había identificado y que le había hecho una foto, por lo que accedió a ir con ellos a su casa para entregarles el botín tasado en 2.600 euros. En el juicio, Egidio insistió en decir que él no hizo nada y que por eso no iba a acompañar a los policías. En un primer momento negó que fuera él quien golpeó a los agentes de la comisaría, causándoles lesiones, cuando estos últimos lo tiraron al suelo para reducirlo, y agregó que fueron ellos los que le golpearon, pero luego reconoció que “si me hacen daño puede que me retuerza” y reconoció que causó desperfectos en el coche policial “porque estaba enfadado”. 

Tanto Egidio como los otros tres procesados dijeron que los refuerzos de Policía Local que llegaron para ayudar en la detención saltaron un muro de la propiedad para acceder a su interior, cuando todos los agentes coincidieron en señalar que alguien les abrió el portalón -el principal acusado manifestó que lo hizo su padre- que habían cerrado para no dejarles salir con Egidio arrestado.

Comentarios