martes 18.02.2020

Detienen a un individuo como sospechoso de los robos registrados en negocios del casco urbano de Santa Uxía

La Policía Nacional arrestó el lunes a un riveirense, C.G.M., alias “O Negro”, de unos 38 años, al que considera el supuesto autor de los robos registrados en días pasados en varios negocios.

La Policía Nacional arrestó el lunes a un riveirense, C.G.M., alias “O Negro”, de unos 38 años, al que considera el supuesto autor de los robos registrados en días pasados en varios negocios del casco urbano. Parecer ser que dicho individuo será puesto a disposición judicial en la jornada de hoy, momento hasta el que se prevé que prosigan las investigaciones por si se le pudiera atribuir algún robo más registrado en la zona. Según diversas informaciones a las que ha accedido este periódico, se le podría atribuir sendos robos en los establecimientos de hostelería El Cubano, al que presuntamente accedió tras sustraer las llaves del local y del que se llevó la caja registradora, y el Rompeolas, al que accedió por una ventana del entresuelo para luego forzar la tragaperras y llevarse su recaudación, así como la calderilla de un bote, que abrió con una herramienta a modo de pinza.
Los investigadores también creen que entró en La Despensa de María -ya ha sufrido otras sustracciones en meses anteriores-, de la que se llevó un exiguo botín, pues en la caja registradora había poco dinero, además de que también se comenta que pudo activarse la alarma y se dio a la fuga. La comisaría también trata se comprobar la supuesta implicación de esa persona en el robo de unos depósitos de butano en la empresa Tradigás, a donde entraron por la parte posterior. Según algunas fuentes, en el momento de su arresto iba con una mujer, la cual también fue llevada a la sede policial.
Según pudo saber este periódico, con parte del dinero sustraído, esa pareja acudió en torno a la s ocho de la mañana, poco después del último robo, a desayunar a un bar del parque García Bayón, en el que C.G.M. comentó que robaran en el Rompeolas, algo que era complicado de saber, salvo que estuviera implicado, pues aún no estaba abierto ese local y tenía pasada la verja. Además, unos testigos le vieron la citada herramienta y unos guantes en los bolsillos. Este hombre ya fue detenido hace dos semanas por el robo de un coche, con el que tuvo un accidente durante una persecución policial.

Comentarios