miércoles 2/12/20

Una vecina sufre un brote psicótico y arroja un cuchillo y otros objetos a la vía pública

Una vecina de Riveira, cuya identidad responde a las iniciales M.F.A.P., de 47 años, fue evacuada poco después del mediodía de ayer al Hospital do Barbanza en una ambulancia .

Una vecina de Riveira, cuya identidad responde a las iniciales M.F.A.P., de 47 años, fue evacuada poco después del mediodía de ayer al Hospital do Barbanza en una ambulancia del 061 con base en A Ameixida y custodiada por la Policía Nacional, después de sufrir lo que pareció ser un brote psicótico y empezó a arrojar a la vía pública diversos objetos, entre ellos un cuchillo, un módem y varias prendas de ropa. La alerta la dio un particular en torno a las once y media de la mañana cuando la mujer empezó a mostrar ese comportamiento desde la ventana de un primer piso de un edificio situado en el Parque García Bayón, que incluyó gritos con contenido de diversa naturaleza.
Hasta el lugar se movilizaron dos coches patrullas de la Policía Nacional con funcionarios uniformados, para tomar las medidas necesarias que permitieran acabar con ese episodio de alteración del orden público y los riesgos que podría haber para los viandantes de ser alcanzados y heridos por alguno de esos objetos. De hecho, el personal de la comisaría acordonó la zona para impedir el paso por delante del edificio en el que se registraba dicha incidencia. También se desplazó una ambulancia Urxencias Sanitarias de Galicia-061, con un médico y una enfermera del centro de salud de Santa Uxía.
Después de permanecer unos tres cuartos de hora en el interior del inmueble, un tiempo durante el que se escuchasen varias especulaciones sobre lo sucedido por parte de los numerosos curiosos que se detuvieron en la zona, los efectivos policiales y sanitarios salieron con la mujer del edificio y la introdujeron en el vehículo sanitario para poder evacuar a M.F.A.P. hasta el hospital comarcal, aunque en ningún momento se la detuvo. En las dependencias del complejo asistencial ubicado en la parroquia de Oleiros trataron de sedarla -periodo en el pudiera haber sufrido cambios bruscos en su comportamiento- para su posterior traslado en una UVI Móvil, acompañada por facultativos, al Hospital Clínico de Santiago, algo que estaba previsto que se pudiera realizar a lo largo de la tarde de ayer.
En relación a los erróneos comentarios que llegaron a realizar algunas de las personas que incluso se les escuchó decir que tratara de tirar a la calle a uno de sus hijos desde ese primer piso, pero no sucedió nada de eso. Lo que si ocurrió fue que uno de sus vástagos salió al balcón del piso, posiblemente con la intención de convencer a su progenitora para que desistiera de su actitud.

Comentarios