viernes 7/8/20

La rotura del pantalán exterior del Club Náutico deja inoperativa la lancha de salvamento de Cruz Roja

La lancha de salvamento marítimo “Marte” perteneciente a la asamblea local de Cruz Roja de Riveira, que preside Ángeles Cores, ha quedado inoperativo, al menos temporalmente. Ello es debido a los daños sufridos como consecuencia de una nueva rotura del pantalán exterior de las instalaciones náutico-deportivas.

El pantalán exterior del muelle se rompió y dañó la lancha de Cruz Roja
El pantalán exterior del muelle se rompió y dañó la lancha de Cruz Roja

La lancha de salvamento marítimo “Marte” perteneciente a la asamblea local de Cruz Roja de Riveira, que preside Ángeles Cores, ha quedado inoperativo, al menos temporalmente. Ello es debido a los daños sufridos como consecuencia de una nueva rotura del pantalán exterior de las instalaciones náutico-deportivas ubicadas en el puerto de Santa Uxía al que estaba amarrada. Se desconoce cuando tuvieron lugar los hechos, pero se cree que tuvo que ser en una noche reciente en la que el viento sopló con fuerza y el mar estaba algo agitado. De todos modos, el personal de la entidad propietaria de la embarcación se enteró de lo ocurrido en la jornada del pasado domingo cuando acudieron a prepararla para su uso en los días siguientes y se encontraron con los desperfectos en la misma.
Según parece, la parte del pantalán a la que estaba amarada la lancha “LS Marte” se fue al fondo al romperse y empezó a irse al fondo, con lo que arrastró el cabo de la embarcación, que empezó a golpearse repetidamente contra la zona de amarre. Los destrozos en la parte de la proa ya parecían significativos a simple vista, provocando que se deshinchase en esa parte delantera, y por mucho que se esforzasen en volver a llenarla de aire, volvía a perderlo. Una inspección más pormenorizada permitió comprobar que la parte del caso presentaba algún daño más importante, fruto de las reiteradas embestidas que recibió contra el pantalán que se iba poco a poco hacia el fondo.
Como medida de seguridad, esa lancha fue trasladada al siguiente pantalán para que estuviera más protegida, y estaba previsto que ayer por la tarde la remolcasen hasta la zona de reparaciones del Náutico de Riveira para conocer el alcance real de los daños y determinar a ciencia cierta si se puede proceder a su arreglo y, consecuentemente, si se puede volver a utilizar.

Comentarios