lunes 28/9/20

Vecinos de A Ribeiriña denuncian un vertido de aguas fecales en el regato y el lavadero de la Fonte da Cruz

Residentes en el lugar pobrense de A Ribeiriña denunciaron ayer por la tarde la existencia de un vertido de aguas fecales que afectó al regato y al lavadero de lo que popularmente conocen como Fonte da Cruz. Algunos de los afectados por esta situación señalaron que no es la primera vez que sucede.

Vertido de fecales en el lavadero
Vertido de fecales en el lavadero

Residentes en el lugar pobrense de A Ribeiriña denunciaron ayer por la tarde la existencia de un vertido de aguas fecales que afectó al regato y al lavadero de lo que popularmente conocen como Fonte da Cruz. Algunos de los afectados por esta situación señalaron que no es la primera vez que sucede y que normalmente tiene lugar después de la comida, aprovechando que algunos vecinos duermen la siesta o bajan hasta la playa. Sin embargo, señalaron que la situación no pasa desapercibida, sobre todo por el hedor que desprende y por “encher de merda o lavadoiro”, que luego va a desembocar a la ría arousana, contaminándola.
Los vecinos de esa zona indicaron que ya están hartos de tener que soportar este tipo de situaciones y piden a las autoridades competentes que tomen medidas para investigar la autoría o procedencia de ese vertido, pues subrayan que es algo que no se puede consentir y que, además de provocar un perjuicio al mar, sus productos y a las familias que viven de él, puede acarrear alguna sanción, que esperan que no tengan que pagar los vecinos, sino los verdaderos responsable. Tras avisar al Seprona, poco antes de las ocho de la tarde acudieron una patrulla de la Guardia Civil y otra de la Policía Local, que comprobaron la veracidad de la denuncia y tomaron fotografías para acompañar en el informe correspondiente.

Por otro lado, poco antes de las cinco y media de la tarde de este jueves, la Policía Local pobrense recibió un aviso en relación a que había aparecido en la playa de O Areal un bidón metálico de gran tamaño que estaba lleno de chapapote y que patecíe que fuera arrastrado por el agua de la ría Arousa na hasta allí. Según informaron fuentes mubicipales, dejó un mínimo vertido en ese sitio, pero pronto acudió una pala excavadora del Concello para proceder a la retirada de ese recipiente.

Comentarios