viernes 7/8/20

Jéssica Bouzas: “Este año voy a jugar en el circuito profesional sin renunciar a los Grand Slam júnior”

 
Jéssica Bouzas en competición durante uno de los ITF Júnior disputado hace unas semanas en Sanxenxo  | gonzalo salgado
Jéssica Bouzas en competición durante uno de los ITF Júnior disputado hace unas semanas en Sanxenxo | gonzalo salgado

Jéssica Bouzas Maneiro (Vilagarcía, 24 /09/ 2002) está inmersa ya en una nueva temporada tras cerrar su mejor año en el circuito ITF Júnior, consolidada entre las cincuenta mejores del mundo con un balance de 43 victorias y solo 13 derrotas. La vilagarciana, que lleva más de tres años en la Academia David Ferrer de Alicante, hace balance de su mejor año tenístico desde Túnez, donde va a jugar dos torneos ITF Pro que reparten 15.000 dólares, y es que en su último año júnior priorizará coger experiencia ante tenistas profesionales en torneos de la WTA a los del circuito de su edad.

¿Qué valoración haces del año a nivel de resultados y juego?

Bueno, al principio empecé con mal pie, pero luego en verano se pudo mejorar y estuve muy a gusto compitiendo e hice muy buenos resultados, y gracias a ello pude jugar el Grand Slam y meterme top 100. Estoy súper contenta por este año, no me puedo quejar.

Cumplido el objetivo de jugar tu primer Grand Slam, ¿cómo valoras esa experiencia?

Para mí fue el mejor torneo de mi vida, hay muchos que son muy buenos torneos por la gente, el club y la organización, pero claro, jugar un Open USA te marca. Fue increíble, nos trataron como profesionales. Ya había jugado el Mutua Madrid y el Conde Godó, cada vez que juego este tipo de torneos, en los que estás rodeada de gente que te trata como profesional, te abre mucho los ojos para querer seguir con fuerza.

El año 2018 fue complicado por la lesión en el hombro, que te tuvo varios meses fuera de las pistas, ¿cómo te has encontrado físicamente esta temporada?

Ese año fue complicado porque perdí mucho ránking, a partir de ahí retomar todos esos puntos costó mucho, pero lo pude hacer y saqué torneos adelante para remontar en el ranking.

¿Qué aspectos del juego crees que has evolucionado y en cuáles debes seguir trabajando?

En en el juego todo falla un poco, siempre tienes algo de técnica mal, algún fallo o coges alguna manía con algún golpe, nunca está todo perfeccionado al 100 %. Si que es verdad que en el saque se nota mucho la diferencia porque tenía un pequeño problema técnicamente que me costaba cambiarlo, pero se está llevando a cabo y ahora estoy bastante mejor en ese aspecto. Y después con la derecha también, no considero que tenga una mala derecha, pero sí que es verdad que muchas veces me enganchó y me atascó un poco, es algo que también se está mejorando.

¿Cómo ha sido tu crecimiento en lo personal con tantos viajes y torneos?

Pues básicamente este año dí el paso a viajar sola, buscarme la vida y no disponer de un entrenador por tema económico, ya que viajaba a países más caros y se vas acompañada de un entrenador el presupuesto se va por las nubes. Personalmente fue complicado, te metes en un avión y cuando llegas tienes que buscarte la vida, la verdad es que me salió todo bien, conocí a gente nueva, entrenadores y jugadores de otros clubes que me apoyaron mucho y me acogieron muy bien en la gira de Suiza, además a nivel de resultados me fue muy bien, por lo que fue la mejor etapa de mi vida porque en seis semanas en partidos individuales perdí solo dos.

Háblame de la academia, ¿cómo es tu relación con Javi Ferrer? ¿Qué te trasmite?

La academia es como una pequeña familia, son ya más de tres años aquí, todos nos conocemos mucho, convivimos y viajamos. Estoy muy contenta, se han portado siempre bien conmigo. En cuanto a Javi Ferrer es una persona con la que desde el primer día hubo una química que es muy difícil de tener con un entrenador porque desde el primer momento nos empezamos a llevar muy bien, en pista me apoyaba mucho, tuve un feeling especial, cada cosa que él me decía yo la hacía al 100 %. No digo que no hiciera caso a los demás entrenadores ya que estoy encantada con la mayoría y no me quejo para nada.

¿Este año será tu último en la etapa júnior, ¿qué retos te marcas?

Pues empezaré a jugar torneos WTA 15.000 e incluso 25.000 si puedo, voy a meterme por tanto ya en el circuito Pro, después si tengo la posibilidad de jugar los Grand Slam júniors también quiero jugarlos.

¿Qué pasará cuando termines el año 2020?

Pues la verdad es que no tenemos ni idea, nunca sabes si va a haber una lesión, si las cosas te van a ir muy bien o si va a ser año duro y no ganas muchos partidos. No se puede pensar más allá del día a día, solo puedo pensar torneo a torneo y no hacer más planes.

¿Pero seguirás en la Academia o cambiarás de aires?

Mi idea es seguir, yo me centro en el presente, aquí estoy muy bien y no tengo pensado irme por ahora. Mi idea es seguir aquí y no se me pasa por la cabeza irme.

Comentarios