Antonio Fernández: "El Villalonga es un club que tendré siempre en un sitio especial de mi corazón"

Antonio Fernández recibió un obsequio personalizado por parte de la Peña Celeste 12-13-14 / Gonzalo Salgado

El partido de pretemporada que disputaron el domingo en San Pedro el Villalonga y el Pontevedra tuvo en Antonio Fernández al protagonista indiscutible. Fue su vuelta a un escenario muy especial, que le marcó como jugador y entrenador. Por eso los integrantes de la Peña Celeste 12-13-14, que dan nombre al trofeo que se llevaron los granates al vencer 0-6, rindieron homenaje antes del encuentro al nuevo técnico del Pontevedra, entregándole un obsequio personalizado en una muestra de cariño y reconocimiento, puesto que la carrera del ourensano está muy ligada al club celeste. “Estoy muy agradecido, es un detalle que me hace ver que me agradecen el trabajo que hice como futbolista y como entrenador”.

Antonio Fernández debutó como fútbolista en el Villalonga en Tercera División hace casi 30 años de la mano de Pedro Ferreira, que lo reclutó en su etapa juvenil del AJ Lérez cuando tenía 17 años. A partir de entonces empezó una larga trayectoria en equipos como Lalín (Segunda B), Xove Lago, Villarobledo, Granada, Torredonjimeno, Granada Atlético, Portonovo, Guadalajara (ascenso a Segunda B), Motril, Ourense, Pontevedra, Céltiga y Boiro para regresar a San Pedro, donde colgó las botas en 2014. En Villalonga empezó y cerró su carrera futbolística y fue el club celeste también el que le dio la oportunidad de comenzar su etapa como entrenador, que va viento en popa.

En el banquillo de San Pedro ascendió al equipo con 87 puntos e hizo una gran temporada en Tercera, finalizando en el séptimo puesto. Después se fue al Alondras, donde estuvo dos años jugando sendos play-offs de ascenso a Segunda B. Las últimas temporadas estuvo en el San Roque de Lepe, al que ascendió y consolidó en Segunda RFEF. Y esta temporada da el salto a Primera RFEF al frente del Pontevedra. “A un club como el Pontevedra no se le puede decir que no. A mí me gustan los retos”. Antonio Fernández sigue su carrera ascendente como técnico pero no se olvida del club celeste. “El Villalonga es un club que tendré siempre en un sitio muy especial de mi corazón”. Y tampoco le cierra la puerta a volver a entrenarlo algún día. “En el fútbol nunca se sabe y la vida da muchas vueltas. Creo que en el Villalonga he dejado las puertas abiertas”, dice. 

Antonio Fernández: "El Villalonga es un club que tendré siempre en un sitio especial de mi corazón"

Te puede interesar