lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Beda, Mon, Ross, Martín y Miguel Domínguez, las primeras salidas del Arosa

Pedro Beda deja el Arosa tras una última temporada en la que solo fue capaz de marcar un gol | gonzalo salgado

Los jugadores Pedro Beda, Ross, Alberto Martín y Mon, y el segundo entrenador Miguel Domínguez no continúan la próxima temporada en el Arosa. En el caso de Beda, Ross y Alberto Martín el club dice que ha decidido “no realizar una oferta para ampliar sus contratos”, mientras que el Arosa sí tenía interés en que continuase en Tercera RFEF el santiagués Mon, pero no es posible porque “el jugador abandona Galicia por motivos personales”.


El técnico Luisito Míguez parece tener las ideas claras en cuanto a confección de plantilla una vez la directiva le ha trasmitido la reducción presupuestaria importante que supone el descenso. Los veteranos Beda y Alberto Martín (33 años) fueron jugadores importantes en la plantilla esta temporada en Segunda RFEF. El brasileño disputó más de 1.800 minutos en los que solo marcó un gol.


Lo esperaba a medias

Beda deja el Arosa tras tres temporadas muy diferentes. En las dos primeras en Tercera fue un futbolista diferencial al marcar 13 y 12 goles respectivamente, pero en la última su producción anotadora se redujo al mínimo.


”Por un lado lo esperaba porque parece que el club quiere cambiar cosas y mi temporada en números no fue buena, aunque creo que hice buenos partidos”, dice el delantero. “Pero otra parte no lo esperaba porque aquí la gente me conoce y saben que tengo el nivel para estar en Segunda B y por supuesto en Tercera”. El Arosa fue el club donde Pedro Beda estuvo más años desde que dejó el Flamengo siendo un adolescente. “Salgo un poco triste por dejar a mis amigos, tampoco satisfecho porque hemos descendido, pero hemos dado el máximo, me esforcé mucho pero las cosas no salieron. También me voy algo feliz porque formamos parte de la historia del club con ese ascenso que conseguimos”.


“Las personas”

Alberto Martín llegó el último día de mercado de fichajes en verano con el objetivo de recobrar la continuidad que le había faltado la temporada anterior debido a las lesiones. Y lo consiguió en Vilagarcía, donde se mostró como uno de los futbolistas más regulares en rendimiento del equipo. “Me quedo con las personas que he conocido, eso es lo más importante”, dice Martín desde Extremadura mientras ultima los preparativos de su boda. “A nivel deportivo hemos fracasado, pero en lo personal fue una buena experiencia, me llevo el haber conocido a grandes personas”. Martín jugó más de 2.100 minutos con la camiseta del Arosa y marcó 3 goles. “Lo he dado todo por el club desde el primer día y he ayudado en todo lo que he podido. Espero que el Arosa tire para arriba”, dice. “Es un club humilde pero tiene mucha ilusión y una afición que se ha ido enganchado durante todo el año”.


De titular al banquillo

En el caso del central lucense Martín Ross disputó casi 2.000 minutos también esta temporada, en la que fue un fijo en la primera vuelta y al inicio de la segunda con Jorge Otero, pero perdió protagonismo en los últimos meses de liga, siendo titular solo dos veces en las últimas doce jornadas. Ross asume su salida y ya tiene ofertas. Hace una valoración muy positiva de su paso por el club. “Me voy contento por estos tres años, me sorprendió en el Arosa el cariño y el apoyo de la afición. Me quedo con los compañeros que he conocido y los buenos recuerdos”.


Meses meditándolo

Desde Madrid, donde se ha instalado para encauzar su vida profesional a un trabajo relacionado con sus estudios de Empresariales, Mon Vives dice que “llevaba un par de meses pensándolo y creo que era el momento de venirme y empezar a trabajar en lo mío”. En principio Mon no tiene pensado jugar en Madrid, aunque no cierra la puerta de manera definitiva. “No me apetece tampoco, estoy más centrado en lo otro”.

Mon fue un jugador capital en Tercera desde que llegó en el mercado de invierno en enero de 2020. En Segunda RFEF disputó más de 1.900 minutos, alternando fases de la temporada en las que fue titular y otras en la que salió desde el banquillo. “En este año he hecho buenos partidos pero no he tenido la regularidad del año pasado porque cuando estaba bien se me quitó del once sin una idea clara”, lamenta. “Desde la llegada de Luisito estaba mucho más contento, el equipo tenía otra cara, la que yo le vi desde un primer momento para poder haber estado compitiendo contra cualquiera, pero al final nos llevamos todos un chasco”.


El santiagués también hace una valoración positiva de sus dos temporadas y media en Vilagarcía. “He sido muy feliz, me llevo grandes amigos y el club se ha portado increíble conmigo en todo momento. Le tengo un cariño especial a la ciudad de Vilagarcía, al club y a la gente. Estoy muy agradecido al Arosa”.


El compostelano, el brasileño y el lucense ya forman parte de la historia del club porque pertenecieron a las plantillas que primero lograron meter al equipo en el play-off después de casi 30 años, y al año siguiente consiguieron el ascenso. El club agradece a los cuatro futbolistas “su profesionalidad e implicación estas temporadas”.


Ejercicio de honestidad

Además el Arosa anunció también que el segundo entrenador Miguel Domínguez no continúa en la entidad. Desde el Arosa explican que “ha decidido no continuar pese al interés del club en que siguiese en sus funciones” de ayudante de Luisito Míguez. Natural de Lariño (Carnota) y afincado en Vigo desde su adolescencia, Miguel Domínguez se va por iniciativa propia porque dice que es el “momento idóneo” tras el descenso. “A los sitios hay que saber llegar, saber estar y saber marcharse”, explica. “Luis quería contar conmigo, pero hay que valorar todo, me siento responsable en la parte que me toca de que no se hayan conseguido los objetivos, a partir de ahí considero que no era lo ideal seguir”, dice en un ejercicio de honestidad.


Miguel trabajó mucho en la sombra estas cuatro temporadas, de las que hace una “valoración muy positiva. A nivel humano me encontré un club familiar, acogedor y que me hicieron sentir como mi casa. A nivel deportivo hemos logrado el ascenso, el lunar que nos queda es el descenso por un cúmulo de circunstancias. No hemos conseguido dar el nivel que la categoría exigía”. El segundo entrenador dice no tener expectativas en mente, “ahora mismo no tengo ninguna oferta” y se va con palabras de agradecimiento hacia entrenadores, compañeros de cuerpo técnico y directiva.

Beda, Mon, Ross, Martín y Miguel Domínguez, las primeras salidas del Arosa

Te puede interesar