lunes 01.06.2020
3 céltiga- 1 órdenes

El Céltiga soluciona su amago de lío ante el colista en apenas siete minutos

En siete minutos mediada la segunda parte arregló el Céltiga su duelo ante el colista Órdenes en el Salvador Otero. Remontó el gol coruñés en un abrir y cerrar de ojos en un partido que no pasará a la historia por su buen juego.

Yun controla el balón presionado por un jugador del desahuciado Órdenes	        mónica ferreirós
Yun controla el balón presionado por un jugador del desahuciado Órdenes mónica ferreirós



En siete minutos mediada la segunda parte arregló el Céltiga su duelo ante el colista Órdenes en el Salvador Otero. Remontó el gol coruñés en un abrir y cerrar de ojos en un partido que no pasará a la historia por su buen juego. De hecho la primera parte fue un sopor, con muchas imprecisiones y escasas ocasiones. El equipo de Jaime Sánchez, combativo pero inocente, plantó cara a un Céltiga obligado por el guión de la liga a no fallar. Sin profundidad ante un equipo replegado que trataba de combinar sin demasiado éxito, así se fue consumiendo el tiempo hasta el descanso.
La puesta en escena del Céltiga en la segunda parte fue áun peor. Aplatanados, sin tensión y la competitividad necesaria cometieron un error que les costó el 0-1. En una falta a favor en campo contrario se produjo una pérdida que originó una contra visitante. Manu se plantó en el mano a mano ante Marcos Bermúdez y no perdonó. Restaba poco más de media hora. Y el Céltiga espabiló al fin. Con orgullo, quizá con más corazón que cabeza. Se volcó para voltear la situación. El equipo se fue arriba y el Órdenes se fue diluyendo. En una acción a balón parado llegó el empate. Fue tras una segunda jugada en falta lateral. El central Carlos apareció en el segundo palo para rematar de cabeza. Tras el 1-1 el Céltiga no se frenó y embotelló al Órdenes. Solo tres minutos después llegó el 2-1. En pleno asedio y luego de varios centros al área, el balón cayó suelto al borde de la misma donde el lateral Paco empaló un certero remate raso al que no pudo llegar el portero de los coruñeses. Tras el 2-1 todo fue más sencillo para un Céltiga que poco después hizo el tercero en un balón al espacio que tocó Machu sobre la salida del portero para que marcara de cabeza Estefan.
De ahí al final el equipo de Edu Charlín controló la situación con comodidad e incluso tuvo alguna llegada para hacer el cuarto. Marcos Bermúdez apenas pasó apuros. El Céltiga vuelve a ganar en casa en un sábado en el que no le benefició la derrota del Arosa, ya que el Alondras aprieta en la pelea por evitar la 16º plaza, que en estos momentos condena por el arrastre del Somozas.

El Céltiga soluciona su amago de lío ante el colista en apenas siete minutos
Comentarios