viernes 4/12/20

El coronavirus ahoga la economía de los clubs al reducir los aforos

El Ribadumia solo podrá recibir a 150 aficionados y el Arosa reclama un cupo mayor
Público en A Lomba guardando la distancia de seguridad  | José Luiz Oubiña
Público en A Lomba guardando la distancia de seguridad | José Luiz Oubiña

La evolución de la pandemia de coronavirus, con contagios crecientes no solo en las comarcas arousanas sino también en toda la comunidad ha motivado que la Xunta declare el nivel dos de alerta en toda Galicia. Y esta circunstancia afecta de forma directa a los equipos de fútbol que se ven obligados a reducir los aforos de público en sus campos.

Este es el caso del Ribadumia, que el domingo juega ante el Choco, y que había anunciado la venta de 250 entradas para sus socios. Pues bien, tras esta declaración del Sergas, la junta directiva se ha visto obligada a sacar un comunicado en el que remarca que serán 150 y no 250 las personas que puedan presenciar el partido en A Senra.

“Si bien con anterioridad se había establecido un aforo de 250 espectadores en el campo de A Senra para el partido de este próximo domingo contra el CD Choco, la nueva situación en Galicia, en nivel 2, nos obliga a reducir aún más este aforo”, indican en el comunicado, que continúa diciendo que el aforo “queda ahora establecido en 150 espectadores”, motivo por el que recomiendan a los socios que “reserven sus entradas con antelación” porque solo atenderán las 150 primeras solicitudes que reciban.

Por este motivo, la directiva del Ribadumia “lamenta profundamente los inconvenientes que esta medida, ajena al club, pueda suponer para nuestros aficionados”.

Un caso similar le ocurre al otro representante arousano en la Tercera División, el Arosa,  que el pasado domingo contó con150 aficionados en las gradas y que pretende tener 500 dada la capacidad del estadio de A Lomba.

De hecho, la directiva presentó una solicitud ante la Secretaría Xeral do Deporte para que le permitan incrementar hasta esa cifra el aforo en sus partidos como local basándose en que cuenta con dos gradas, preferencia y tribuna, con capacidad para 4.000 personas cada una, con entradas diferentes y con asientos dispuestos con la separación social adecuada, una obra que realizó el Concello de Vilagarcía.

El organismo autónomo trasladó la solicitud, junto con la documentación aportada, a la Consellería de Sanidade y serán ahora las autoridades sanitarias quienes decidan finalmente sobre el número de personas que pueden presenciar los partidos en directo en A Lomba.

Comentarios