El covid vuelve a dejar sin jugar a cuatro equipos arousanos

Sanxenxo y Umia no jugarán el domingo al estar afectado por el covid el equipo de Baltar de Arriba | m. ferreirós
|

El Comité de Competición y Disciplina de la Federación Gallega de Fútbol dictaminó ayer nuevos aplazamientos en el grupo 2A de Preferente Sur debido a la incidencia del covid que afecta a varios equipos arousanos. Desde la Federación Gallega explican que la detección de numerosos positivos en el seno de las plantillas de equipos como Xuventú Sanxenxo, Ribadumia o Moaña motivan nuevos partidos suspendidos, algo que está siendo una constante en las últimas cuatro jornadas.


El domingo no se jugarán los partidos Valladares - Ribadumia, Villalonga - Moaña ni el derbi Umia - Sanxenxo. De esta forma la cifra de partidos que quedarán pendientes en el grupo asciende ya a trece. Los equipos más afectados son el Moaña, con cuatro aplazados, mientras que suman tres partidos pendientes Sanxenxo, Ribadumia, Portonovo, Cambados y Umia. Por lo que respecta al Villalonga, se queda sin partido por segunda semana seguida por la incidencia en el rival, mientras que el Céltiga es el único equipo arousano que tiene su calendario al día.


La preocupación principal de los clubes, a la espera de que baje tanta incidencia covid y la liga recupere su desarrollo normal, es como encuadrar en el calendario todos los partidos que están siendo suspendidos. Y es que esta primera fase tiene programada su última jornada el 20 de marzo, por lo que el tiempo apremia ya que en apenas dos meses algunos equipos deberán jugar 11 y 12 partidos.


Tanto el Sanxenxo como el Ribadumia, de acuerdo al protocolo de la RFGF y a las Normas Reguladoras y Bases de Competición de la Liga Preferente Galicia, han tenido que detener sus entrenamientos. En el caso del Umia, recobró la actividad con normalidad tras recuperar los seis positivos de la semana pasada, pero se queda sin jugar por los casos en el Sanxenxo.


Por lo que respecta a Cambados y Portonovo, hoy se cumplen 40 días desde que disputaron sus últimos encuentros de liga. El domingo, en principio, podrán retomar la competición. Aunque en el caso de los de Burgáns tenían previsto realizar ayer por la noche nuevos test porque en estos momentos tienen a tres jugadores cumpliendo cuarentena.


El Portonovo tiene dos positivos, aunque ambos no tuvieron en contacto con el resto de la plantilla. El equipo de Jose Vecoña no ha tenido muchos casos durante el último mes, pero sí los suficientes en las condiciones no deseadas para que el Sergas detuviese su actividad semanal. El domingo reciben al Gran Peña-Celta C, segundo clasificado, en un partido en el que rendimiento de los arlequinados es toda una incógnita tras casi un mes y medio sin competir.


“La sensación es similar al de un primer partido de liga, aunque ni siquiera hemos podido jugar amistosos en este período”, comenta el técnico del Potonovo Jose Vecoña. “De todas formas el equipo está entrenando bien y con muchas ganas, aunque sabemos que el rival que nos visita es muy duro”.

El covid vuelve a dejar sin jugar a cuatro equipos arousanos