lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

“Luis cámbiate, que pitas la final”, la emotiva sorpresa del AF7 a Bello Rebolo

Luis Bello Rebolo fue el árbitro encargado de dirigir la final del torneo entre el Atlético y FC Barcelona merced a la sorpresa que le tenían guardada sus compañeros | mónica ferreirós

Finalizada la XXV edición del Torneo Internacional Alevín Arousa Fútbol 7, desde la organización hacen una valoración “muy positiva” tras dos años de asuencia debido a la pandemia. El portavoz Alberto Diz destaca diferentes aspectos, empezando por el deportivo. “Acertamos con las apuestas que hicimos”, comenta en referencia a traer a la los norteamericanos de FC Dallas. “Siempre es arriesgado, pero ellos vinieron exclusivamente para este torneo y dieron un buen nivel. Se marcharon encantados”. El nivel competitivo fue alto y primó la igualdad.

“Acertamos también al hacer el cruce entre terceros y segundos para clasificar para cuartos”, explica Diz, que califica la final como unas de las “históricas” de entre las 25 ediciones. Barça y Atlético empataron 3-3 y los colchoneros se llevaron el título a penaltis. Hubo de todo. Mucha polémica también.

“Luis cámbiate”, con esas palabras Alberto Diz sorprendió a Luis Bello Rebolo en la charla de la organización previa a la final. Y es que decidieron darle una sorpresa a uno de sus miembros, el ex arbitro de Segunda División lucense. “Le dijimos que iba a pitar la final y se emocionó”. Luis, a sus 60 años, no pudo contener las lágrimas. “No me lo esperaba y fue muy emotivo”, dice Bello. El propio árbitro designado por la Federación le cedió el testigo y lo cierto es que no lo tuvo nada fácil porque hubo tres goles anulados y dos expulsados en el cuerpo técnico del Atlético. “Me recordó a mis años de arbitraje por toda la tensión que había en el campo”, dice Bello Rebolo, un ejemplo de superación.

“Había auténtica electricidad en el campo, que estaba lleno y pasaron muchas cosas en esa final”, relata Alberto Diz. “Y jugadorazos en el terreno de juego”, como el MVP Emaná Owona, el talentoso regateador del Atlético de Madrid. La final solo fue un reflejo de la altísima intensidad que tuvo el torneo en cada partido. La televisión en directo sirvió de estímulo para los participantes.

A nivel escenario, la organización pone en valor las facilidades y la implicación del Concello de Ribadumia. “Están siempre cercanos y ofrecen ayuda para solucionar cualquier problema de logística”. En cuanto a infraestructura, las instalaciones de A Senra despertaron muchos elogios de los participantes. “Los del Genk belga no se creían que un ayuntamiento de cinco mil habitantes pudieran gozar de un complejo deportivo como este”, explica Diz. “Los de City nos dijeron que el campo sintético está mejor que los que les dejan utilizar a ellos en su ciudad deportiva”.

La limpieza continúa a lo largo del día o la vigilancia y seguridad por la noche de todo el material (pantallas led, cámaras de televisión, equipo de sonido, equipos informáticos...) corrió a cargo también del Concello. “Nosotros estamos muy contentos en Ribadumia y no hay ninguna razón para no seguir aquí”.

La organización empezaba ayer a recoger todo el material, con satisfacción pero también con mucho cansancio. “Hay que reconocer que tras dos años sin hacerlo todo costó mucho más, sobre todo las intercoluciones con los clubes”. El AF7 superó este nuevo desafío en la denominada “nueva realidad”, de la que tampoco se pudieron escaparar los organizadores, ya que ayer tuvieron que gestionar test de antígenos para los norteamericanos, requisito necesario para que pudiesen volar de regreso a su país. 

“Luis cámbiate, que pitas la final”, la emotiva sorpresa del AF7 a Bello Rebolo

Te puede interesar