miércoles 21/10/20

Sin opciones ante un muro

AROSA 0-1 ARENTEIRO El Arosa se estrena con derrota en liga frente a un Arenteiro que demostró empaque y hechuras de candidato al ascenso. Marquitos hizo el único gol en la primera parte en un error defensivo local
Marquitos, autor del único gol del partido, se va al suelo ante la presión de Ross | gonzalo salgado

El Arosa cayó derrotado en su estreno en liga en A Lomba al perder ante el Arenteiro con un solitario gol de Marquitos en la primera parte. El equipo de O Carballiño demostró sus credenciales de aspirante al ascenso al completar una actuación muy solvente a nivel defensivo en un partido cerrado, áspero y con escasas ocasiones. Cuando logró ponerse por delante afianzó su planteamiento y resistió el empuje de los locales durante la última media hora. El Arosa, muy impetuoso, no pudo generar ocasiones de gol claras más allá de las acciones a balón parado, por lo que empieza el torneo con una derrota ante el gran aspirante de su subgrupo a pelear por el ascenso.

El Arosa se encontró en su primer partido oficial de esta temporada un rival con el mismo molde que el del último al que se midió la pasada. Y es que Fran Justo repite en el Arenteiro el dibujo con tres centrales y carrileros que tan buenos los resultados le dio en el Ourense CF. El Arenteiro actual es un calco de los pontinos de la pasada temporada, aunque quizá con más potencial si cabe en su plantilla. Ayer ni se vistieron Renan Zanelli y Manu Mariña, mientras que el ex arosista Sylla vio todo el partido como reserva desde la grada.

También el Arosa tuvo una baja sensible con Pedro García, que debido a molestias musculares de última hora no pudo jugar. Desde el principio el Arenteiro ató en cortó a los centrocampistas y atacantes de un Arosa que con su posicionamiento obligó a iniciar en largo siempre a los visitantes. Aunque el partido empezó con ritmo a los dos equipos les faltó continuidad en un juego con mucha fricción y batallas por cada pelota suelta en tres cuartos de campo.

Ocasiones apenas hubo para los locales en la primera parte. La mejor del Arosa fue en un centro de Mon desde la derecha que Julio voleó en la frontal del área, pero Portela taponó su remate que llevaba dirección portería. Tampoco el Arenteiro tuvo opciones claras, aunque sí dio más sensación de peligro por el dinamismo de su tridente ofensivo formado por Rubén Arce, Marcos y Javi Pazos. Estos dos últimos estuvieron a punto de conectar en el minuto 19, pero la zaga local envió a córner. Un remate de cabeza de Adrián Presas a balón parado fue la otra única acción destacable de los verdes antes de su gol.

Y es que el partido, sumamente igualado y cerrado, solo podría abrirse con una acción aislada y un error. Eso fue lo que pasó. El meta Diego García envió un balón largo sobre el área del Arosa, cuya defensa y el portero Manu Táboas no gestionaron bien, por lo que Marcos muy atento llegó primero y batió de vaselina a un Táboas a media salida.

Tras el gol y hasta el descanso el Arenteiro se creció. Mantuvo el ritmo alto en la presión en el centro del campo y de los centrales sobre Pedro Beda, anulando al Arosa, y gozó de una clara oportunidad para el 0-2 en una acción “maradoniana” del carrilero derecho Víctor Eimil. El exfabrilista regateó a cuatro jugadores del Arosa en su carrera por el carril del 7 y remató cruzado, pero el balón no cogió portería.

El panorama al inicio de la segunda parte no cambió. El Arenteiro siguió teniendo desactivado la zona de creación del Arosa y suyas fueron las llegadas. Tuvo una doble oportunidad muy clara en el minuto 50. Primero fue Marquitos el que remató en el área abajo y salvó Manu Táboas, la jugada siguió y el centro del carrilero derecho Eimil lo envió de cabeza fuera por poco el carrilero izquierdo Naveira.

A la hora de partido Rafa Sáez movió el banquillo. Retiró a los dos laterales, Cotilla y Javi Fontán, dando entrada a Fajardo y a un Joel Sanabria que se colocó en punta junto a Beda. El Arosa reaccionó, se estiró y obligó ya a los visitantes a echarse hacia atrás y defender. El equipo arlequinado metió bastantes balones en campo contrario y también lanzó un sinfín de córners y faltas laterales, pero se topó con un muro. El Arenteiro no concedió ninguna opción de remate, salvo un centro chut de Fajardo que no cogió portería.

A excepción de una buena acción a la contra entre Marcos, Arce y Javi Pazos, ovacionado cuando fue sustituido, el Arenteiro limitó sus esfuerzos en el tramo final a defender. Fran Justo introdujo jugadores de contención y envergadura en los últimos minutos ante el juego directo de su rival. El Arenteiro dejó muestras de fiabilidad y hechuras de equipo solvente. El Arosa fue un querer y no poder. Lo intentó en todo momento hasta el final y se vació en el campo, pero ayer se topó en el peor escenario posible, por debajo en el marcador ante un rival que le superó en los duelos individuales. La próxima semana en O Couto ante la UD Ourense, posibilidad de resarcirse. l

Comentarios