lunes 01.06.2020

Parte del futuro en Tercera se juega en solo noventa minutos

Casi toda la temporada en juego en los próximos 90 minutos. Ribadumia y Céltiga se juegan gran parte de su continuidad en Tercera mañana a domicilio. Los aurinegros (42 puntos) están con la soga al cuello. Visitan al Castro, que está en descenso directo y al que aventajan en 5 puntos.

Céltiga y Ribaumia se juegan mañana a domicilio buena parte de la temporada | Gonzalo Salgado
Céltiga y Ribaumia se juegan mañana a domicilio buena parte de la temporada | Gonzalo Salgado

Casi toda la temporada en juego en los próximos 90 minutos. Ribadumia y Céltiga se juegan gran parte de su continuidad en Tercera mañana a domicilio. Los aurinegros (42 puntos) están con la soga al cuello. Visitan al Castro, que está en descenso directo y al que aventajan en 5 puntos. El objetivo es ganar y ver que pasa en Cangas, donde juegan Alondras (45 puntos) y Céltiga (44). Es una final. Si los locales ganan estarán fuera de peligro, condenando a los dos arousanos a quedar expuestos a los arrastres.

El Céltiga no ha podido ganar ninguno de sus últimos seis partidos, pero las sensaciones que hay en el vestuario son buenas. El juego desplegado ante el Vilalbés invita al optimismo. No perder en Cangas significa seguir con opciones de librar la cascada hasta la última jornada.

El Ribadumia se quedó sin margen de maniobra. Necesita ganar los dos encuentros. El del Castro no es un campo sencillo. Allí cayeron esta temporada Compostela, Arosa, Choco, Deportivo B, Barco o Alondras, además de los descendidos As Pontes, Dubra y Órdenes. Tampoco pudieron ganar (empataron) Vilalbés, Bergantiños y Barbadás. “El Castro está llenado el campo y tiene un rendimiento en casa muy alto, además se lo juegan todo en este partido”, reconoce David Sierra, que tiene la duda de David Rodríguez por lesión.

“No se puede ganar el segundo partido sin ganar el primero, después de Castro no hay nada”. Es el mensaje que envía el técnico a la plantilla aurinegra. “Venimos de golpes duros y el primer objetivo es evitar el descenso directo ganando este partido, luego hay que ver las opciones que tenemos”, explica Sierra.

Llenar A Lomba
En Vilagarcía se juega mañana un derbi sin dramas, al contrario. El Arosa pelea por colarse en el play-off por primera vez en las dos últimas décadas y el Villalonga se presenta con los deberes hechos con nota alta. Se espera un ambientazo. La directiva local se ha movilizado para que los socios acudan en masa. El club puso a la venta entradas a mitad de precio y repartió invitaciones en los colegios a los niños para que puedan participar en los diferentes sorteos de regalos que se llevarán a cabo. La afición local quiere empujar a su equipo en su penúltima final, en la que solo le vale ganar. Jorge Otero solo tiene las bajas de Marcos y Manu Justo. Recupera a Fran Matos y Rivas.

El Villalonga se presenta con la duda en la portería. Iván Parada aún no está al 100 % y forzar podría hacerle recaer de la lesión. El joven juvenil Marcos se perfila como titular.

Comentarios