sábado 30.05.2020

Villalonga, Ribadumia, Céltiga y Boiro están bien situados a mitad de carrera

Hay cuatro equipos arousanos con opciones de ascenso al término de la primera vuelta en los dos grupos de Preferente
El Ribadumia es el menos goleado y lleva diez partidos seguidos sin perder  | mónica ferreirós
El Ribadumia es el menos goleado y lleva diez partidos seguidos sin perder | mónica ferreirós

Finalizada la primera vuelta en los dos grupos de Preferente son cuatro los equipos arousanos que están bien posicionados para luchar por el ascenso a Tercera División. La igualdad en la parte alta es máxima en el grupo sur, donde el Villalonga comparte el liderato con el Atios, tan solo un punto por delante del Ribadumia. El Cultural Areas también parece metido de lleno en la lucha por los dos billetes que dan plaza en la categoría nacional, al igual que el Céltiga, que está a 4 puntos del liderato.

El Atlético Arnoia, revelación en el primer tercio de la liga, ha perdido fuelle y todo hace indicar que de los cinco primeros clasificados saldrán los dos elegidos dadas sus trayectorias. El Atios ha dominado la liga desde el inicio, tan solo en un par de jornadas estuvo fuera de los dos primeros puestos y es el máximo goleador con más de dos tanto por partido de promedio, pero acaba la primera vuelta sin apenas ventaja. El Villalonga de Ricardo Fernández ha dado continuidad a su gran segunda vuelta del año pasado. Es el mejor equipo a domicilio. Combativo y muy regular, ya nadie tiene dudas entre los favoritos de que los celestes son un rival a tener en cuenta al que no será fácil descabalgar de la zona alta.

El empate en la última jornada ante el Pontevedra B rompió un poco las estimaciones de puntos fijadas por Luis Carro al término de la primera vuelta. El Ribadumia acaba con 37, dos menos del objetivo que se marcó el entrenador vilanovés. Pero está donde quería, muy arriba, posicionado para dar la estocada en la segunda parte de la competición. Es el equipo menos goleado con solo 11 tantos encajados y contabiliza ya diez jornadas consecutivas sin perder.

Por lo que respecta al Céltiga, el equipo de Javi Rey está haciendo los deberes en casa, donde se ganan los ascensos. De 30 puntos posibles sumó 24 en el Salvador Otero. Ningún otro rival mejora esos registros. Pero tiene una asignatura pendiente a domicilio. Si quiere llegar a la dos primeras plazas tendrá que doblar sus actuales números como visitante (10 puntos en 9 salidas).

Efecto Barraña
El Boiro, con un partido todavía pendiente de la primera vuelta, suma los mismos puntos que el Fisterra, que es segundo, en el grupo norte. El equipo de Luis Santiago, que hizo un fichaje estelar la semana pasada con Rubén Martínez, jugará cinco de sus seis próximos duelos en casa. Barraña será clave para encarrilar el ascenso durante los dos próximos meses.

Comentarios