miércoles 18.09.2019

El aval estatal a los créditos fiscales condiciona las ofertas por Novagalicia

La banca y los fondos de inversión extranjeros interesados en hacerse con Novagalicia recibirán esta semana por parte de FROB.

Los activos fiscales que NCG podría contabilizar como capital serían inferiores a lo previsto 	    javier alborés
Los activos fiscales que NCG podría contabilizar como capital serían inferiores a lo previsto javier alborés

La banca y los fondos de inversión extranjeros interesados en hacerse con Novagalicia recibirán esta semana por parte de FROB información sobre el impacto de la nueva regulación de los créditos fiscales en el grupo fruto de la fusión de las cajas gallegas.

El Gobierno aprobó recientemente un aval del Estado sobre un 60 por ciento de los 50.000 millones de euros en créditos fiscales de la banca.

El FROB recibirá de Novagalicia un informe detallado con el alcance de la nueva ley sobre los créditos fiscales, que posteriormente el organismo público hará llegar a los potenciales compradores. Este documento es clave porque en los últimos días han surgido dudas acerca del volumen de activos fiscales diferidos (DTA por sus siglas en inglés) que Novagalicia podría contabilizar como capital y que sería menos de lo inicialmente previsto por los bancos.

Resolver esta incógnita resulta “imprescindible” en un momento en el que los potenciales compradores ultiman sus ofertas por el grupo gallego, que deberán remitir al FROB antes del próximo lunes.

Inicialmente el FROB pidió que las ofertas llegaran el viernes, pero alargó el plazo e incluyó el fin de semana atendiendo a los potenciales compradores, que querían conocer el alcance de la decisión del Gobierno de avalar buena parte de los créditos fiscales de la banca, lo que facilita la compra de Novagalicia Banco.

A partir del próximo lunes y “siempre que una oferta no resulte sustancialmente más favorable que el resto”, el FROB abrirá una segunda fase en la que quedarán como mucho tres propuestas, entre las que se da por hecho que estará la de Caixabank.

De ese modo, el organismo que dirige Antonio Carrascosa podrá exigir a estos tres interesados que remitan su oferta final, con lo que les da opción a mejorar la primera propuesta enviada al FROB. En total son cuatro las entidades bancarias que hasta el momento se han mostrado interesadas en quedarse con el banco gallego (el Santander, el BBVA, Caixabank y el venezolano Banesco), así como varios fondos de inversión, entre ellos Guggenheim, JC Flowers, Wilbuir Ross y Anchorage.

Sin embargo, la gran duda está en si finalmente todas estas entidades presentarán ofertas en firme teniendo en cuenta que en el sector creen que el interés del Santander y el BBVA “no es relevante” y la opción del venezolano Banesco no convence. De ahí que Caixabank se perfile como el mejor candidato entre los bancos. Otra alternativa son los fondos de inversión, pero los grandes banqueros coinciden en que Novagalicia necesita un proyecto a largo plazo que garantice su continuidad en el futuro.

En este sentido, si el adjudicatario de Novagalicia fuese un fondo de inversión, el FROB le exigirá que adquiera el 100% de la entidad y permanezca en ella al menos cinco años.

La subasta de Novagalicia, cuyo análisis fue encargado a BNP Paribas, marcará además el calendario de la puja de CatalunyaCaixa, que ya ha sido aplazada en dos ocasiones.

Comentarios