jueves 21.11.2019

La banca no suavizó los requisitos para los créditos pese a la mejora económica

Las entidades financieras que operan en España mantuvieron inalterados en el cuarto trimestre de 2014 los criterios que aplican a la hora de aprobar los préstamos a los hogares para consumo

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde 	efe
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde efe

Las entidades financieras que operan en España mantuvieron inalterados en el cuarto trimestre de 2014 los criterios que aplican a la hora de aprobar los préstamos a los hogares para consumo y otros fines, sin dejarse ablandar por la mejora económica ni por la creciente competencia en el sector.

Esta es una de las principales conclusiones de la Encuesta de Prestamos Bancarios, incluida en el Boletín Económico del mes de enero que ayer publicó el Banco de España.

En la zona del euro, los criterios se relajaron algo nuevamente, debido, principalmente, al aumento de la competencia de otras entidades.

En cuanto a las condiciones de los nuevos créditos, los márgenes aplicados tanto a los préstamos ordinarios como a las operaciones de mayor riesgo siguieron disminuyendo en ambas áreas, aunque con mayor intensidad en nuestro país, mientras que el plazo de vencimiento se habría reducido ligeramente, explica el Boletín.

La demanda de este tipo de financiación continuó creciendo tanto en España como en el área del euro, aunque en menor medida, una evolución que fue consecuencia del incremento del gasto en bienes duraderos y de la mejora de la confianza de los consumidores.

Asimismo, las entidades españolas declararon que, durante el segundo semestre de 2014, las medidas regulatorias y supervisoras de capital (en vigor o en vías de implementación) no influyeron en el volumen de su activo total, mientras que las de la Unión Económica y Monetaria (UEM) señalaron que lo redujeron ligeramente.

riesgo

Estas actuaciones no habrían afectado en ninguna de las dos áreas al nivel de los activos líquidos, pero habrían llevado a una cierta disminución de los activos ponderados por riesgo, con pequeñas contracciones de los asociados a los préstamos ordinarios en España y a los de mayor riesgo en la UEM, donde, en cambio, el efecto sobre los vinculados a los créditos ordinarios habría sido ligeramente expansivo.

Las entidades de ambas áreas respondieron que estas medidas les llevaron a incrementar sus niveles de capital, mediante beneficios no distribuidos (dividendos) y, en la UEM, también a través de la emisión de acciones.

Por otro lado, todas las entidades encuestadas en nuestro país señalaron que habían participado en la subasta de liquidez del BCE de diciembre de 2014, mientras que el porcentaje fue del 56% en la zona del euro.

Sin embargo, más de la mitad de las entidades tanto en España como en la UEM aún no saben si participarán en las subastas adicionales de 2015 y 2016.

Para la mayoría de las entidades, el motivo principal para acudir a estas subastas es la rentabilidad, seguido de reducir o prevenir dificultades de financiación en el caso de las españolas y de la mejora de la situación de liquidez en las de las UEM.

Comentarios