miércoles 12/8/20

El comité de Alcoa pide a la Xunta que verifique si hay un inversor

Afean que “no tiene sentido” que la empresa negocie la venta “si quiere ejecutar el ERE y parar cubas”
Los trabajadores de Alcoa se manifiestan en la playa de As Catedrais, en Ribadeo  | carlos castro
Los trabajadores de Alcoa se manifiestan en la playa de As Catedrais, en Ribadeo | carlos castro

El comité de empresa de Alcoa San Cibrao considera que ahora lo más inmediato para evitar el despido de más de quinientos trabajadores de la planta de aluminio primario es que el inversor supuestamente interesado en la compra de la fábrica “se ponga en contacto con la Xunta y ésta verifique que le puede exigir a la empresa que paralice” el ERE.

Así lo explicó el presidente del comité, José Antonio Zan, antes de entrar ayer en una nueva reunión del proceso de consultas del ERE, en la que participan representantes de la dirección de la multinacional en España.

“La cosa va mejor. Nosotros nos mantenemos con cautela hasta que no tengamos algo por escrito y veamos una solución que sea factible, clara y concreta”, señaló ayer Zan.

El presidente del comité insistió en la necesidad de tener la propuesta para una posible compra de la fábrica “en papel”. Hasta que eso suceda, “seguimos como estábamos”, remarca.

En la misma línea, el comité ahondó en que “hasta que ese inversor se ponga en contacto con la Xunta y ésta verifique que le puede exigir a la empresa que paralice este proceso, seguimos igual que estábamos”.

Asimismo, lamentó que la compañía “no ve viable” y “no da credibilidad ninguna” al inversor interesado en la compra de la planta de San Cibrao, mientras critica que la multinacional insista en la parada de las cubas como condición para iniciar el proceso.

“El problema es que si lo primero que quiere (Alcoa) es ejecutar el ERE y parar las cubas y después vender, no tiene sentido decir que te sientas a negociar”, critica el presidente del comité.

En la mesa multilateral del pasado lunes, el Gobierno solicitó a Alcoa que negocie con el inversor industrial interesado en la compra de la planta de San Cibrao.

Tras el nuevo encuentro, Zan se quejó de que “no se avanzó mucho”, porque “de lo único que quiere hablar” la compañía es de parar las cubas, una cuestión que los trabajadores no ven viable para mantener el “cien por cien” del trabajo en San Cibraro.

El comité de Alcoa también reflexiona que si existe el plan industrial para 10 años con base en un marco energético que promete el Gobierno central, se podría “tirar” el ERE abajo, puesto que “está fundamentado en un 90% en tema energético”. 

Comentarios