miércoles 18.09.2019

La gestora de la CEG cambia el plan de Moure y espera no realizar más despidos

La junta de vicepresidentes de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), que está al frente de la patronal gallega tras la dimisión de Antonio Dieter Moure, se citó ayer en Santiago para avanzar en sus gestiones para afrontar la delicada situación económica de la organización.

Reunión de los presidentes provinciales, el pasado día 10	ep
Reunión de los presidentes provinciales, el pasado día 10 ep

La junta de vicepresidentes de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), que está al frente de la patronal gallega tras la dimisión de Antonio Dieter Moure, se citó ayer en Santiago para avanzar en sus gestiones para afrontar la delicada situación económica de la organización. Los cuatro responsables provinciales –que son vicepresidentes de la CEG y que por estatutos se hacen cargo de ella ante la renuncia del presidente– mantuvieron analizaron el panorama económico-financiero después de la adopción de tres despidos, decididos ya el pasado día 10, solo tres días después de la marcha de Moure.


Solo la liquidación de uno de ellos, el del ya ex secretario general, Fausto Santamarina, un veterano en la entidad, alcanza la cuantía que suponía la de los cinco despidos planteados por el anterior plan de viabilidad, propuesto por Moure, y que debían haberse materializado el 31 de julio –pero no fue así–.


Es por ello que el presidente de la confederación pontevedresa, Jorge Cebreiros, reivindicó que el plan “cambia radicalmente”, ya que han querido “hacer el menor daño posible” y ahora esperan que no haya que acometer más medidas de ajuste de la plantilla. “Se han puesto las bases para ello”, señaló.


A este respecto, llamó la atención sobre que los cinco despidos previstos en el anterior plan se referían a trabajadores con especial protección por tener menores al cargo o por maternidad.


Cebreiros, que, de acuerdo con el reparto de funciones que realizaron los vicepresidentes, se encargará de los proyectos de la organización, apuntó que este fue uno de los puntos abordados en el encuentro de esta jornada en Compostela.


Los nuevos responsables, que repiten el mensaje de la unidad entre ellos, estudiaron, entre otras cuestiones, el estado de las justificaciones de la red Pexga, de oficinas en el exterior. Este apartado ocasionó problemas en los últimos meses debido a las discrepancias con la Xunta, que llevaron a que esta le reclame a la CEG la devolución de una elevada partida.


El programa Pexga será uno de los que le tocará negociar al líder de los empresarios pontevedreses desde el momento en que el nuevo Gobierno de la Xunta tome posesión, algo para lo que afirma sentirse con ganas. Por lo demás, la junta de vicepresidentes prosigue con la negociación con las entidades financieras –aspiran a una refinanciación de la hipoteca de la sede, en el casco histórico de la capital gallega–.


Antonio Fontenla, el presidente de la confederación de A Coruña y al que le corresponde por edad, se ha puesto al frente de la portavocía de la CEG en esta etapa provisional. n

Comentarios