lunes 24.02.2020

El Gobierno y los agentes sociales acuerdan subir el salario mínimo a 950 euros este año

El Ejecutivo anuncia que el aumento se llevará a cabo con carácter retroactivo a día 1 de enero de este año 
Antonio Garamendi conversa con Yolanda Díaz | mariscal (efe)
Antonio Garamendi conversa con Yolanda Díaz | mariscal (efe)

El Gobierno subirá el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 950 euros este año, tras el acuerdo alcanzado con los sindicatos y la patronal, un 5,5% más que en 2019, cuando el Ejecutivo de Pedro Sánchez lo elevó un 22,3%, hasta los 900 euros.

Así lo anunciaron ayer la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, y los presidentes de CEOE, Antonio Garamendi, y Cepyme, Gerardo Cuerva.

El nuevo Ejecutivo de coalición se marcó como objetivo, tal y como se recoge en el acuerdo programático suscrito entre el PSOE y Unidas Podemos, situar el salario mínimo en el 60% del salario medio a final de legislatura, lo que equivaldría a unos 1.200 euros, como recomienda la Carta Social Europea.

La subida del salario mínimo a 950 euros se hará con carácter retroactivo a 1 de enero de este año, aunque todavía se desconoce si se aprobará el próximo Consejo de Ministros que se celebrará el martes, ya que, según afirmó  la ministra, hoy se redactará el texto del real decreto y se quiere cumplir con la legalidad, por la que existen 7 días de audiencia.

Díaz remarcó que el de ayer era un “gran día para la democracia y para el conjunto de los trabajadores” con este primer “gran acuerdo social” alcanzado con los agentes sociales.

Una pequeña herramienta

La ministra dejó claro que el salario mínimo es una “pequeña herramienta y la llave” para enfrentar la desigualdad en España, que afecta a muchos trabajadores, que están fuera del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC).

Díaz señaló que la subida del SMI beneficiará a más de dos millones de trabajadores. De hecho, impactará sobre todo en el régimen general y de forma más particular en los trabajadores del hogar y agrarios. No obstante, señaló que falta el cómputo total de los trabajadores que tienen un contrato a tiempo parcial.

“El acuerdo se cierra después de haber trabajado muchísimas horas a contrarreloj para llegar hasta aquí”, remarcó, tras agradecer a patronal y sindicatos su predisposición al diálogo.

“Somos un Gobierno fuerte y seguimos el mandato de la mayoría social, que quiere que avancemos”, ha apuntado la ministra, tras afirmar que el Ejecutivo quiere darle importancia al diálogo social y “esto es lo que hoy (por ayer) se ha iniciado”.

Al ser pPreguntada por el posible impacto en el empleo de la subida del SMI, la ministra respondió que “categóricamente no”, indicado que los informes de los que disponen “dan la razón al Gobierno y los sindicatos” y las “muchas voces” del mundo económico de España, incluso las “ortodoxas”, que constatan que no impacta en el empleo y hay que mejorar los salarios.

“Lejos de tener un impacto directo, es un elemento positivo”, defendió Díaz, quien también consideró que la prueba de que la medida no afecta al “núcleo” del empleo es que la afectación solo se circunscribiría a los empleados del hogar y al empleo agrario, sectores que presentan deficiencias propias.

En este sentido, la responsable de Trabajo, destacó que la subida del salario mínimo a 950 euros va a mejorar la vida de los trabajadores. “Somos conscientes de que la subida a 900 euros del año pasado fue histórica, pero también tenemos el compromiso para alargar este ascenso”, apostilló.

Díaz afirmó que se va a seguir adelante y que su Ministerio va a seguir trabajando y tomando medidas para mejorar la vida de las personas.

Comentarios