domingo 29.03.2020

El Gobierno aprueba el decreto que elimina el despido por la acumulación de bajas médicas

El PSOE señala que ya se inicia el “desmontaje” de la reforma laboral del Partido Popular

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, afirma que el Gobierno derogó una “anomalía de España” respecto al entorno | efe
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, afirma que el Gobierno derogó una “anomalía de España” respecto al entorno | efe

El Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto ley que elimina el artículo 52.del Estatuto de los Trabajadores que permitía el despido por acumular bajas médicas en un determinado periodo de tiempo.

Según explicó la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, con posterioridad al Consejo esta legislación “impide que los más vulnerables puedan ser despedidos” por tener “una baja justificada por enfermedad”.

Con esta iniciativa, dijo Díaz: “Vamos desmontando la reforma laboral del PP”, derogando una “anomalía o excepcionalidad de España en relación con países del entorno que carecen de un precepto semejante”.

En contra de la normativa

Cumple también con las directrices del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que en la sentencia del 18 de enero de 2018 ya había advertido a España de que la aplicación de esta modalidad de despido objetivo, por faltas de asistencia justificadas, iba en contra de la Directiva comunitaria.

Además, añadió, “reparamos los derechos de los trabajadores, que hoy pueden sentirse tranquilos, y mandamos un mensaje a la sociedad de que a partir de hoy a nadie se le va a despedir por una baja justificada por enfermedad”.

La ministra agradeció al Gobierno y a los interlocutores sociales su actitud ante esta necesidad de aportar “seguridad jurídica” a los trabajadores.

En este sentido, explicó que este cambio normativo impedirá interpretaciones diversas en el ámbito judicial respecto a la nulidad o no de un despido amparado en la acumulación de bajas por enfermedad.

Sin carácter retroactivo

Díaz asegura que la iniciativa aprobada no tiene carácter retroactivo, algo que lamenta porque “sé de la urgente necesidad y de la desazón de los trabajadores que se ven afectados por esta norma”, que entra en vigor mañana.

El artículo avala el despido “por faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas pero intermitentes, que alcancen el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, siempre que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el 5% de las jornadas hábiles, o el 25% en cuatro meses discontinuos en un periodo de doce meses”.

Tal y como explica el Gobierno en su cuenta de twitter, garantiza los derechos de quienes padecen alguna discapacidad, sufren enfermedades crónicas o de larga duración, o se dedican al cuidado de personas dependientes.

Además, añade que suprimir este precepto “impedirá que las faltas de asistencia por enfermedad constituyan causa objetiva de despido”.

El despido objetivo tiene una indemnización de 20 días de salario por año trabajado, con un máximo de doce mensualidades.

En un comunicado, UGT valoró que el Consejo de Ministros haya aprobado la derogación del artículo 52.d pero ha pedido “ir más allá” y volvió a exigir al Gobierno que “derogue las reformas laborales, que han recortado los derechos de los trabajadores”.

Desde CCOO, el secretario general Unai Sordo también valoró la derogación y la ha señalado como “el primer paso hacia una corrección generalizada de la reforma laboral”.

Desde el ámbito empresarial, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ya se mostró sorprendido por “urgencia” en anular un precepto “que lleva 40 años en vigor y nadie había planteado”. boral del PP

Por su parte, en declaraciones en el Congreso tras la Junta de Portavoces, Rafael Simancas dijo que con esta eliminación se hace “justicia social” al comenzar el “desmontaje de la reforma laboral del Partido Popular que impuso la precarización”.

Comentarios