martes 12.11.2019

El Gobierno recuerda que “la sociedad fue solidaria con la banca y la solidaridad debe de ser recíproca”

 

Iglesias pide que se promulgue una ley para que los bancos devuelvan a sus clientes el impuesto de hipotecas

 

Cientos de personas participan en una concentración ante la sede del Tribunal Supremo  | fernando villar (efe)
Cientos de personas participan en una concentración ante la sede del Tribunal Supremo | fernando villar (efe)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defendió ayer el real decreto por el que se imputa a las entidades bancarias el pago del impuesto sobre las hipotecas y subrayó que si “la sociedad española fue solidaria con la banca, la solidaridad es recíproca”.
Sánchez se refirió a la polémica por el pago de ese impuesto en su intervención en el acto del PSOE organizado en la localidad madrileña de Fuenlabrada tras la reunión de comité federal de los socialistas.
El jefe del Ejecutivo reivindicó las políticas que está llevando a cabo su Gabinete y ha destacado el inmenso apoyo social de las medidas que está aprobando el Consejo de Ministros.
Fue entonces cuando citó como ejemplo de ello el real decreto publicado el viernes en el BOE y que entró ayer en vigor por el que las entidades financieras son las que han de asumir el pago del impuesto sobre actos jurídicos documentados.
Una decisión que adoptó el Gobierno después de que el Tribunal Supremo decidiese el pasado martes que, según la ley actual, ese impuesto debería ser pagado por los clientes.
“Hay que recordar –dijo Sánchez entre aplausos de los asistentes al acto socialista– que la sociedad española fue solidaria con la banca, y la solidaridad es recíproca”. 

Un paso no es suficiente
Mientras, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, consideró que el decreto es “un paso pero no es suficiente” y pidió al Gobierno que promulgue una ley que reconozca “que a los españoles les deben dinero”.
El líder de la formación morada se pronunció  así al inicio de la concentración ante la sede del Tribunal Supremo en Madrid para protestar contra la sentencia que establece que los hipotecados paguen el impuesto de actos jurídicos documentados, una decisión contra la que se celebraron actos en otras muchas ciudades.
“Esta movilización tiene que servir para que el Gobierno y el resto de fuerzas políticas recapaciten y entiendan que hay que hacer una ley que vaya en la línea de lo que dijo la sala competente del Tribunal Supremo, que a los españoles les deben dinero y tienen derecho a cobrar”, dijo ayer Pablo Iglesias a los periodistas. 
Por su parte, el presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta, cree que el Tribunal Supremo “ha quedado en entredicho”, porque “no deja un buen sabor de boca el cambio de criterio” sobre la sentencia de a quién corresponde el pago del impuesto de actos jurídicos documentados en las hipotecas.
En una entrevista que ayer publica “El Economista”, De Zulueta opina también que “agrava aún más la inseguridad jurídica” el posterior decreto para que la banca costee el impuesto después de que el Supremo finalmente dictara que lo hicieran los clientes.
La decisión que tomó el jueves el Consejo de Ministros le parece al presidente del Círculo de Empresarios “insólita, muy populista, que busca votos, pero en la que el poder Ejecutivo no está respetando una decisión del más alto tribunal”. l

Comentarios