Los supermercados exigen responsabilidad para evitar un nuevo paro del transporte

Una persona hace la compra en un supermercado | EFE

El director general de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), Ignacio García Magarzo, reclamó responsabilidad a las administraciones y a la cadena del transporte para evitar un nuevo paro como el de marzo.


El representante de la patronal que representa a cadenas como Mercadona, Lidl, DIA, entre otros supermercados regionales, aseguró que la garantía de un transporte fiable y seguro es “fundamental” para la cadena alimentaria, que en marzo vivió una situación “insostenible que no puede volver a ocurrir”.


En aquel mes, coincidiendo además con el inicio de la invasión en Ucrania, el paro convocado por la Plataforma de Defensa del Transporte que protestaba por la subida de sus costes de explotación, y en especial por el incremento del gasóleo, convocó un paro que provocó graves problemas logísticos en la cadena alimentaria que cifró en miles de millones las pérdidas.


Hubo jornadas con grandes centros logísticos con la mitad de mercancía disponible y el Ministerio de Interior trabajó para garantizar la seguridad y los recorridos de algunos convoyes.


La pasada semana, representantes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se reunieron con los transportistas autónomos y pymes agrupados en la Plataforma para la Defensa del Transporte de Mercancías, que amenazaron con nuevos paros si la regulación para evitar el trabajo por debajo de costes no está aprobada a final de mes.


Tras el encuentro, la plataforma informó de que consultará sus bases para que “se refrende la reactivación del paro Indefinido de Transporte, suspendido a principios de abril”, si a partir del 30 de junio no cuentan con una norma que proteja sus costes de explotación.


“Reclamamos a todo el sector del transporte, al que comprendemos y entendemos, y a las administraciones públicas que actúen responsablemente porque no puede haber un nuevo paro del transporte”, insistió el director general de Asedas.


Un nuevo paro llegaría en “el peor momento” para generar “problemas de abastecimiento”, cuando los consumidores ya se ven afectados por el incremento de los precios derivados de los costes” y supondría “problemas logísticos muy graves”. 

Los supermercados exigen responsabilidad para evitar un nuevo paro del transporte

Te puede interesar