Los transportistas gallegos no irán al paro y exigen frenar los precios

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, en la reunión de ayer en Santiago | EFE

Representantes del transporte de mercancías por carretera en Galicia se desmarcaron ayer de un nuevo paro en el sector como el organizado durante el mes de marzo en protesta por el alza del precio de los combustibles, que causó graves complicaciones en la cadena logística en España.


Asociaciones representativas del sector y miembros del clúster de la función logística en Galicia mantuvieron ayer un encuentro con la conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, para abordar las medidas que se deben tomar, tanto por parte de la Xunta como del Gobierno central, con el fin de amortiguar la crisis.


“Nosotros no paramos antes ni queremos parar ahora”, defendió el presidente de la Federación Gallega de Transporte de Mercancías (Fegatramer), Ramón Alonso, que apuesta por “seguir dialogando” y por que sean los cargadores y los contratistas quienes asuman el incremento de los precios de los carburantes.


“Lo que tienen que hacer es subir el precio”, dijo Alonso, que ha instado a sus socios a llevar la iniciativa y no permitir que se firmen contratos que no cubran los costes del porte.


“Si nos dejamos explotar, seguirán explotándonos. Lo que hay que hacer es, cuando no interesa el precio del transporte, no hacerlo. Yo es algo que tengo muy claro desde hace mucho tiempo”, zanjó sobre este asunto.


Por su parte, el gerente del clúster de la función logística de Galicia, Iago Domínguez, defendió que se deben adoptar medidas tanto de corte coyuntural como estructural para frenar el incremento constante de los precios del combustible y sus efectos adversos sobre el sector.


Domínguez celebró que haya existido “consenso” en la reunión de ayer sobre el diagnóstico de la situación y las soluciones a adoptar, que pasan por cambios legislativos y normativos “para ir mejorando el sector del transporte” a medio plazo; mientras que, con carácter urgente, se actúa para “paliar” la “verdadera problemática” que está causando la subida del gasóleo, que, advirtió, “no va a bajar en el corto plazo”.


Según el gerente, es clave establecer mecanismos para asegurar que las ayudas lleguen de forma efectiva a sus destinatarios y no se pierdan por el camino, ya que, en el caso de la rebaja lineal de veinte céntimos por litro de combustible, no habría sido así. 

Los transportistas gallegos no irán al paro y exigen frenar los precios

Te puede interesar