lunes 06.04.2020

Las abejas también están conectadas a la red

Una colmena de abejas conectada a la red o una cabina de mandos que permite controlar un zepelín en Corea son algunas de las propuestas de la “ciudad del futuro” del Mobile World Congress

Las abejas también están conectadas a la red

Una colmena de abejas conectada a la red o una cabina de mandos que permite controlar un zepelín en Corea. Son algunas de las propuestas que se pueden encontrar este año en la “ciudad del futuro” del Mobile World Congress que se clausura hoy en Barcelona. La asociación GSMA, que organiza la feria, reserva una zona para mostrar las aplicaciones más innovadoras del sector, que este año incluye una colmena monitorizada, un robot que hace cafés o un zepelín de la operadora coreana KT.

La colmena de abejas tiene un sensor interior que analiza la temperatura, la humedad y el movimiento de sus habitantes. Para preservar su salud, estos pequeños insectos se sustituyen todos los días por unos nuevos, porque son “muy sensibles a la polución, los pesticidas y el cambio climático”, según explica a Efe Andrew Parker, uno de los responsables del GSMA.

En esta zona también se encuentra una reproducción de un zepelín –el original es de diez metros de largo, el del Mobile es más pequeño– y una réplica de su centro de control de mandos, en el que los visitantes pueden mover, desde Barcelona, la cámara del zepelín que sobrevuela Corea, uno de los pocos países que ya cuenta con 5G. La aeronave se usó en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pieonchang del año 2018 y actualmente es utilizada en tareas de vigilancia de guardacostas o para localizar a personas perdidas.
Otro de los proyectos ubicados en el espacio del Mobile es una reproducción del sistema de aprovisionamiento de aguas de Toronto, que ha instalado una serie de sensores a lo largo de sus tuberías y cloacas para monitorizar la presión del agua de la ciudad.

Es capaz de registrar al momento los aumentos de presión, lo que permite ajustar la demanda y hacer predicciones de picos de demanda, además de detectar anomalías, como fugas o filtraciones, mucho antes que con sistemas tradicionales.

Comentarios