miércoles 13.11.2019

Crespo ratifica que los secretarios generales del PP sabían que había financiación ilegal

El ex secretario de Organización del PP gallego y número dos de la trama Gurtel, Pablo Crespo, ratificó ayer ante la comisión del Congreso que investiga las cuentas del PP que todos los secretarios generales del partido conocían cómo se financiaba la organización

Crespo consulta sus notas antes de su comparecencia | fernando alvarado (efe)
Crespo consulta sus notas antes de su comparecencia | fernando alvarado (efe)

que el 65% del dinero que se utilizaba para las campañas electorales en Galicia era negro y que él mismo repartió “sobresueldos en B” a responsables del partido en esa comunidad y también a periodistas.

Así lo señaló durante el interrogatorio al que le sometió la diputada del PSOE Soraya Rodríguez, quien le preguntó sobre algunas de las declaraciones que vino haciendo en los últimos años el compareciente sobre la financiación del PP.

Sobreentendidos
Crespo, que fue condenado en dos piezas relacionadas con la trama Gurtel, evitó señalar expresamente que el ex presidente del Gobierno y del PP Mariano Rajoy conociera que el partido se financiaba de forma ilegal, pero sí dio a entender que, como secretario general del partido que fue en su momento, sí debió conocer de manera “global” y “troncal” cómo funcionaban las cuentas.

Preguntado si considera conocedores de estas prácticas también a Ángel Acebes y María Dolores de Cospedal, señaló que su afirmación tenía un carácter “valorativo” porque considera que los secretarios generales deben conocer “cómo se organiza y sobrevive” su partido, pero que no podía dar nombres porque él no estaba en Génova.

En términos generales
Crespo explicó que, según su experiencia en el PP debían conocer cómo se financiaba el partido en cada uno de sus niveles el tesorero, el gerente y el secretario general y que también el presidente tendría que saber en términos generales “cómo están las cosas”.

Crespo concretó que en el PP gallego, del que fue secretario de Organización entre 1996 y 1999, regía un sistema de pago de sobresueldos en negro que él mismo pagó a periodistas y a dirigentes del partido que los recibían para compensar el dinero que perdían al pasarse a la política.


Sobre estos últimos dijo desconocer por qué les pagaban –“Nunca he cambiado la portada de un periódico”, deslizó– y rehusó dar nombres ni de informadores ni de políticos alegando que no iba a traicionar ahora la “discreción” que se le exigió en su momento y que aquellos políticos están ya muertos o retirados.

Preguntado expresamente si Rajoy cobró sobresueldos, primero guardó silencio pero después aclaró que el no tiene constancia de que fuera así. Sí señaló que ni Fraga ni Xosé Cuiña, secretario xeral durante su etapa, los percibían aunque eran ellos los que decidían quién y cuánto cobraba cada uno de los receptores de esas cantidades mensuales.


Crespo optó por el silencio cuando se le preguntó si los cobraban Xesús Palmou, secretario general del PP gallego entre 1999 y 2006, los exministros José Manuel Romay Beccaría y Pío Cabanillas o el senador José Manuel Barreiro. Sí dijo que en su momento tuvo cientos de “recibís”, pero que no sabe dónde están.


El compareciente, que presumió de ser más ordenado que Bárcenas, a juzgar por sus famosos papeles, se negó a desvelar quiénes eran los principales donantes del partido.


En 1999 Crespo dejó la Secretaría de Organización y la responsabilidad sobre las campañas electorales y en 2002 empezó a gestionar las empresas de Francisco Correa.

Comentarios