domingo 13.10.2019

Díaz promete diálogo en un acto al que no asisten los líderes de la oposición

La socialista Susana Díaz tomó posesión ayer de su cargo como presidenta de la Junta, en un acto al que no asistió ningún líder de la oposición, en el que aseguró .

El presidente del Parlamento andaluz felicita a Susana Díaz tras su toma de posesión	efe
El presidente del Parlamento andaluz felicita a Susana Díaz tras su toma de posesión efe

La socialista Susana Díaz tomó posesión ayer de su cargo como presidenta de la Junta, en un acto al que no asistió ningún líder de la oposición, en el que aseguró que cumplirá todo “lo prometido” y gobernará en un marco de diálogo “con todos”.

Tras 84 días desde la celebración de las elecciones autonómicas y después de que el pasado jueves fuera investida presidenta de la Junta con los votos del PSOE y Ciudadanos, la presidenta prometió “cercanía, sensibilidad, honestidad, rigor y mucha transparencia”.

Díaz revalidó su compromiso con una política “honesta” y con la lucha “más energética” contra la corrupción “en cualquiera de sus formas”, pues “no sólo ofende y humilla” a los trabajadores, a los empresarios y los contribuyentes en general, sino que también “desvirtúa” la democracia.

corrupción

“La corrupción debe ser eliminada, extirpada, y nuestra obligación no es solo intentarlo, sino conseguirlo”, aseveró. “Quiero ser la presidenta de todos los andaluces, de los que me votaron y los que votaron a otras fuerzas políticas, y también de los que no acudieron a votar por muchos motivos”, recalcó.

Previamente, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ofreció a la presidenta andaluza “el apoyo y colaboración real” del Gobierno, y apostó por una Andalucía “más fuerte, más próspera y con más garantías”.

“Tenemos que superar definitivamente la crisis, sumar y ser capaces de crear más empleo”, ha señalado Montoro, que subrayo que Andalucía es “fundamental ”, y felicitó en nombre del Gobierno a Díaz por asumir la responsabilidad de presidir la Junta con el “mejor tono y talante”, tras lo que ha apelado a la buena suerte porque “sin suerte en la vida no se hacen las cosas”.

Apuntó que las relaciones entre la Junta y el Gobierno en la pasada y “difícil” legislatura se basó en la “colaboración y la lealtad” institucional, y aseguró que la comunidad andaluza seguirá contando con el apoyo del Gobierno de España.

Antes de comenzar el acto, los dirigentes políticos nacionales del PSOE, entre ellos el secretario general, Pedro Sánchez, resaltaron el “desatasco” de la situación política en Andalucía tras más de ochenta días desde las elecciones autonómicas.

“Es un día de felicidad de mucha ilusión y esperanza para el pueblo andaluz porque se materializa la voluntad expresada el pasado 22 de marzo por los andaluces de tener un gobierno fuerte, estable progresista, que actúa con el diálogo y moderación, un gobierno que estará presidido por una excelente compañera”, dijo.

Comentarios